May pide otra prórroga por el Brexit

Sin acuerdo en el Parlamento británico y a diez días de que se deba activar por ley el Brexit, la primera ministra Theresa May anunció que pedirá a la Unión Europea (UE) una nueva prórroga para evitar una salida del bloque caótica y le pidió al principal partido opositor, el Laborismo, sentarse a negociar.

May no adelantó que plan propondrá a la UE y solo explicó que será una prórroga lo más corta posible, según lo afirmado a la prensa desde la puerta de la sede de gobierno en Downing Street, luego de una reunión de siete horas con su gabinete, informó la agencia de noticias EFE.

Hace dos semanas, los jefes de Estado y gobierno de los países miembro de la UE acordaron otorgar una primera prórroga a Reino Unido porque la fecha original del Brexit, el 29 de marzo, se acercaba y el Parlamento seguía sin aprobar el acuerdo negociado entre May y sus socios europeos.

Según esta primera prórroga, May tenía hasta el 12 de abril para conseguir que el Parlamento británico apruebe el acuerdo. Solo si esto sucedía, podía acceder a otra prórroga hasta el 22 de mayo, justo antes de las elecciones europeas que definirán el Parlamento regional y las nuevas autoridades de la Comisión Europea.

El plan de la UE era darle dos opciones a May: logra negociar todos los detalles del divorcio y de la futura relación entre Londres y el bloque antes del 22 de mayo o la premier británica -con el acuerdo base del Brexit ya aprobado- pide una prórroga a largo plazo -posiblemente hasta fin de año- y acepta participar de los comicios europeos y presentar candidatos.

Tras fracasar otra vez en el Parlamento y ante la evidente fragmentación de la coalición que sostiene a su gobierno en la Cámara de los Comunes, May decidió hoy con su gabinete pedir una nueva prórroga, una opción que no está claro aún que la UE acepte.

Hace unos días, cuando la posibilidad de un acuerdo en el Parlamento británico ya había quedado descartada, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, convocó a una cumbre extraordinaria de los líderes de los países de la UE para el 10 de abril para discutir cuáles serán los próximos pasos a seguir.

La UE no es la única que debe definir sus próximos pasos. En Londres, no está claro aún cuál es la estrategia de May para estas dos semanas.

Sin esperanza de conseguir la unidad de su partido, la premier llamó, por primera vez, al líder del Laborismo, Jeremy Corbyn, a negociar un «acuerdo compartido» para lograr, finalmente, una mayoría en el Parlamento antes del 12 de abril.

La respuesta de Corbyn no se hizo esperar. «Reconocemos que (May) ha dado un paso…y reconozco que tengo la responsabilidad de representar tanto a las personas que votaron al Partido Laborista en las últimas elecciones como a aquellas que no lo hicieron, pero que reclaman certidumbre y seguridad para su propio futuro», aseguró el líder de la oposición británica en el Parlamento a la agencia de noticias local PA.

Artículos Relacionados