Los 30 años de la Bersuit

La banda de rock Bersuit Vergarabat celebrará el próximo sábado en el estadio Obras sus 30 años con un repaso de su vasta trayectoria discográfica, que pronto sumará “De la cabeza 2”, un trabajo doble que contemplará registros del festejo y que el músico Juan Subirá plantea como «un testimonio de lo que es la banda ahora».

Este trabajo que ya cuenta con 14 temas grabados en vivo en estudio, como “Negra murguera”, “Toco y me voy” y “Amores perros”, y que registrará el segundo disco el 11 con las nuevas versiones de clásicos de Bersuit, aparece tres años después de “La nube rosa”, en el que el noneto mostró un cambio de paradigma y ratificó la postura crítica de los 90.

La agencia de noticias Télam publicó un extenso reportaje con Subirá que se detalla a continuación:

– ¿Cómo aparece el festejo de los 30 años?
– Bersuit cambió mucho a través de los años, pasaron tantas cosas en el medio, la ida de Gustavo, dos años sin tocar… Decidimos que queríamos y podíamos seguir con este proyecto y quisimos hacerlo parte pero Gustavo estaba con su proyecto solista, lo entendimos y lo único que le reclamo es el modo en que se fue, después se fue Osqui (Righi)… Logramos estabilidad y queremos tener un testimonio de lo que es la banda ahora. Estamos ensayando, lo hacemos históricamente porque nos gusta y a veces zapamos, jugamos un poco, es la manera en la que muchas veces componemos o aparecen ideas sobre el sonido. Siempre es necesario para ajustar.

-¿Con qué desafíos se encontraron?
-El público a veces es difícil. Cuando se quiere a una banda de una manera particular, con determinados integrantes y, pensando en Bersuit, la figura de Gustavo como cantante y compositor fue muy fuerte. Sabíamos que iba a ser difícil para el publico elaborar eso y mucha gente no vino más. Yo lo entiendo y lo acepto.

-¿Y respecto del sonido?
-La cuestión musical de esta banda somos nosotros, los que estamos tocando, se sintió la salida de Osqui porque sumaba un sonido muy rockero pero recurrimos a Juan Bruno, que es un guitarrista de La Zurda, y a Mariano Campoliete. Bersuit es una banda muy variada y lo sigue siendo, eso no cambió, y a veces investigamos y nos metemos en algunas experiencias pero estamos los músicos que parimos este sonido.

-¿Están componiendo temas nuevos?
-Tenemos muchos. Soy fanático de la composición. Personalmente me hubiera encantado grabarlas ahora pero preferimos este plan que había quedado postergado. Porque también está bueno tener nuevas versiones de canciones muy queridas que se escuchan en la radio con la voz de Gustavo, esa es la razón principal, nuevas versiones con la banda como es hoy y terminar con una etapa.

-¿Por qué lo habían postergado?
-Problemas contractuales. Algunos meses antes de que Gustavo se vaya, habíamos pasado de una discográfica a otra, y el contrato que habíamos firmado nos impedía grabar nuestros propios temas por diez años. Existen cláusulas absurdas y no entendemos cómo firmamos esa. Las compañías se protegen de esa manera. La discográfica anterior impulsa esas versiones como si estuviera haciendo su propio lanzamiento… En definitiva, esos fonogramas son de ellos, pero sale al cruce nuestra búsqueda de refundación y genera confusión.

-¿Cómo fue la selección de temas para “De la cabeza 2”?
-Tuvimos distintas razones. Dejamos afuera canciones como “Hociquito de ratón” por la cosificación y estaba relacionada con la forma de Gustavo, con un número que era más teatral. Decidimos dejar atrás esas cosas y afuera de nuestro repertorio porque no nos interesan. Entendemos que los reclamos de la mujer son importantes y las tenemos en cuenta, nos tocan y queremos crecer.

-¿Qué pasa cuando leen en los medios que siguen vinculando a Cordera con Bersuit?
-Tiene que ver un poco con lo que me pasó cuando apareció la noticia de sus dichos. Siempre fue provocador. A veces decía cosas muy graciosas y tenía ideas geniales y de pronto salía con una barbaridad. Hablé con él pero me arrepentí porque no había intención de cambiar nada. Emitimos un comunicado como banda en el que dejamos clara nuestra opinión. Su deseo de llamar la atención lo hizo confundir y no advirtió que los tiempos habían cambiado; siguió equivocándose. El cantante de la Bersuit dijo tal cosa, escuché y eso sigue pasando y tiene que ver con lo difícil que es terminar una etapa después de un vínculo de 20 años y no queremos deshacerlo, pero siempre me interesó que quede claro que no está más en la banda. Hace diez años que somos esta Bersuit y trabajamos para conseguir autonomía del nombre.

Artículos Relacionados