Rechazan que la Justicia aloje a chicos en institutos de menores

El secretario de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Roberto Cipriano García, pidió que se dé marcha atrás con una medida judicial que dispuso que tres chicos de 15 años sean alojados en institutos de menores.

Esta semana el juez Juan José Ruiz, titular del Juzgado Correccional y Garantías III del Joven de La Plata, se negó a liberar a tres adolescentes de 15 años, dos de ellos acusados de tentativa de homicidio y otro en un asesinato, y dispuso que queden alojados en establecimientos del área de minoridad.

El magistrado ordenó «medidas de seguridad privativas de la libertad, como prevención especial» teniendo en cuenta «la peligrosidad del sujeto y tomando como base los antecedentes, con la finalidad de prevenir afectaciones futuras».

Ruiz aclaró que «si bien se trata de jóvenes que son inimputables por su edad, debemos considerar que los jueces no somos fugitivos de la realidad», y agregó que «se han cometido delitos de características violentas, poniendo en peligro la vida de terceros, lo que sobrepasa la esfera de lo meramente asistencial».

En ese sentido, García expresó que si bien los menores son inimputables, «hay una excepción en la ley procesal juvenil de la provincia, en su artículo 64, que le permite al juez mantenerlos detenidos por una medida de seguridad por tiempo indeterminado», y añadió que desde la CPM «hace tiempo que pedimos que se derogue porque claramente va contra la norma que dice que los jóvenes son punibles entre 16 y 18».

«Estamos en desacuerdo con la medida del magistrado porque los alojan en institutos de menores, que son cárceles cerradas, con chicos mayores que ellos. A veces, incluso, hay mayores alojados con pibes de 15» años, apuntó.

Agregó su rechazo a la decisiones «porque no resuelve nada», y consideró que los institutos «son cárceles en cuanto a funcionamiento y régimen de vida: no tienen actividades educativas, ni formación profesional y tienen un régimen de aislamiento por lo cual pasan todo el día dentro de las celdas».

«Esto, lejos de ayudarlos o permitirles responsabilizarse y cambiar conductas, hace que se profundice la violencia y el resentimiento. La justicia debería tutelar los derechos de los pibes», finalizó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario