Médico acusado de pedofilia se negó a declarar

El médico pediatra del Hospital Garrahan Ricardo Russo, acusado de tenencia y distribución de pornografía infantil y vinculaciones con una red internacional, se negó a declarar ante la fiscalía, por lo que el Ministerio Público pedirá su prisión preventiva ya que «existe suficiente prueba en su contra», dijo la fiscal Daniela Dupuy.

«Estamos frente a la hipótesis de una eventual producción, distribución y tenencia de imágenes de menores para su explotación sexual, tenemos la suficiente prueba para imputar al detenido que se negó hoy a declarar y pediremos mañana a la juez su prisión preventiva», dijo la fiscal.

Precisó que la «investigación es incipiente pero se encontraron mucho más de cien videos en la computadora del detenido» y añadió que «seguimos investigando y no sabemos aún si habrá mas detenciones».

Detalló que «se trata de una red trasnacional que se dedicaba a distribuir pornografía a través de la plataforma E Mule y esto ya está tipificado como delito en el artículo 128 del Código Penal» y añadió: «no sabemos aún si la producía o lo hacía un tercero»

Russo, de 55 años, era jefe del servicio de inmunología y reumatología infantil del Hospital Juan Garrahan y fue detenido ayer en la playa de estacionamiento de ese centro asistencial tras mas de 40 allanamientos, siete de ellos en la Ciudad de Buenos Aires, vinculados con la investigación.

En los allanamientos se encontraron videos y fotografías que lo involucran directamente con una red internacional de producción y distribución de pornografía infantil, que operaba en la llamada «deep web» con usuarios en Brasil y en los Estados Unidos, informó el Ministerio de Seguridad porteño.

Las pruebas encontradas tienen que ver con menores de entre 6 meses y 14 años y en muchas de las imágenes «se veían camillas y participaba el mismo médico detenido de la producción del material», detalló el secretario de Seguridad porteño Marcelo D’ Alessandro.

La detención del médico fue pedida por la Fiscalía Especializada en Delitos Informáticos de la Ciudad, a cargo de la fiscal Dupuy y por la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas 24 María Alejandra Doti.

Al momento de la detención «se secuestraron un teléfono celular, el cual era de su uso personal, y un pendrive que serán periciados», detalló la Policía.

Artículos Relacionados