Lebón: «Con la gente nos enamoramos siempre»

El cantante y guitarrista David Lebón, una figura histórica del rock argentino, atraviesa un gran momento profesional y personal que dejó plasmado en su disco “Lebón & Co.”, trabajo que reavivó la llama con un público “con el que nos enamoramos constantemente” y que comparte clásicos de su carrera con artistas nacionales e internacionales que lo admiran.

A los 67 años, Lebón disfruta de una plenitud que venía buscando. “Yo me siento de 20 años, aunque el cuerpo no me acompaña, me canso un poco. Me estoy cuidando por primera vez en mi vida, me gusta estar bien y ver bien a los demás. Ya no hago planes porque ninguno me sirvió, me dejo llevar, fui un boludo la mitad de mi vida o un tipo normal entre comillas -dijo-, pero lo bueno de esto es que un día te das cuenta cuál es tu lugar y qué es lo que no te gusta”.

Con la voz intacta y una sonrisa radiante, Lebón, subrayó que la gran “culpable” de todo esto es su mujer, Patricia Oviedo, quien lo ayudó a salir de las drogas -”desde hace 10 años no tomo nada”, contó- y quien lo impulsó junto a Damián Amato (presidente de Sony) a lanzar este trabajo que presentará oficialmente el 13 de septiembre en el teatro porteño Gran Rex.

“Estoy muy feliz, el sonido es casi como en vivo, tiene el sonido que siempre busqué. Patricia hizo el arte de tapa”, indicó el músico que integró bandas como Pescado Rabioso, Polifemo y Serú Girán y que en el 73 inició un camino solista.

Muchas de sus canciones son clásicos del rock argentino y es reconocido por diferentes generaciones. A lo largo de su vida vivió en Miami y 12 años en Mendoza, pero cuando volvió a Buenos Aires “buscando el oro y lo encontré, encontré una mina de oro”, dijo en relación a su mujer.

En este álbum Lebón delegó por primera vez el trabajo de producción -estuvo a cargo de Gabriel Pedernera (baterista de Eruca Sativa)- y dejó que sus amigos invitados eligieran los temas que querían cantar, recreando diferentes etapas de su carrera.

“Fito Páez canta ‘El tiempo es veloz’, fue él quien le mostró esa canción a Mercedes Sosa cuando ella no me conocía, Emanuel Horvilleur quiso cantar ‘Hola dulce viento’ que hicimos con Pescado. Me divertí mucho grabando, me corrí un poco y trabajé con los músicos. También me encantó grabar con Carlos Vives, lo conocí en Miami hace muchos años”, acotó.

“Con Ricardo Mollo toqué ‘El mundo agradable’, somos los dos iguales, tímidos, nos da miedo abrazar, nos encanta tocar la viola, a él es al único que le daría mi solo. Admiro a todos los que grabaron en el disco”, repasó en alusión a una lista que se completa con Andrés Calamaro, Pedro Aznar, Coti, Lisandro Aristimuño, Eruca Sativa, más los artistas internacionales Julieta Venegas y Leiva.

Consultado sobre si sentía que este disco es una posibilidad para que lo conozcan los más jóvenes, Lebón expresó que «totalmente. Con la gente nos enamoramos constantemente. Quiero agradecerle a la gente que me sigue y la que no me sigue pero que me escucha un poquito. La idea es hacer otro disco, quedaron temas afuera. Además estoy preparando otro con canciones nuevas».

Y sobre el afecto de su público, dijo: «A veces me pregunto porque me eligieron a mi, por qué Dios me eligió a mí. Me mandé tantas cagadas, fui tan falso en mi vida, mentí tantas veces… Siempre me pregunto por qué me da tanto. Yo creo que si vos te das cuenta, él dice ´está bien, yo estoy con vos´. Es un acto de magia esto que pasa con la gente”.

Antes de su presentación en el Gran Rex, Lebón se presentará el 17 de julio en Lima (Perú), el 30 de agosto en el Teatro Plaza de Mendoza y el 31 de agosto en Espacio Quality (Córdoba).

Artículos Relacionados

Deja un comentario