El Tren Roca tiene nuevos control y monitoreo

El gobierno nacional presentó una nueva central de control y monitoreo del sistema eléctrico de la línea Roca del ferrocarril, que reemplazó al viejo sistema inaugurado en la década del 80, cuando se comenzaron a reemplazar los servicios diésel.

La nueva central, que ya se encuentra funcionando a pleno, está ubicada en la estación Constitución y desde allí se monitorea el abastecimiento y la tensión de energía eléctrica del tren y las instalaciones de la línea a través de un sistema de pantallas donde se refleja el estado del suministro de todas las subestaciones de la línea, en todos sus ramales eléctricos.

Los técnicos pueden acceder en tiempo real a la situación y a las soluciones de los ramales de Alejandro Korn, Ezeiza, La Plata y Bosques-Berazategui, más el tramo Claypole-Bosques que hasta hace dos años era diésel.

«Con estas obras estamos saldando una deuda histórica en materia ferroviaria, incorporando tecnología que no se renovaba desde hace más de 30 años. Fue nuestro primer compromiso con el transporte público de calidad y de la transformación de los trenes metropolitanos que estamos llevando adelante», dijo el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien junto a Javier Hibbert, gerente general operativo de Trenes Argentinos recorrió las nuevas instalaciones.

Hibbert definió como «un salto tecnológico en la infraestructura de la línea de tren más utilizada de todo el Área Metropolitana de Buenos Aires, donde viajan más de 700.000 personas por día», a esta renovación y explicó que «antes podíamos monitorear solamente 80 puntos, hoy más de 500».

Y remarcó que «esta innovación tecnológica asegura que, ante un corte de electricidad, los sistemas sigan funcionando» y explicó que «para utilizar los equipos nuevos se capacitaron 50 empleados».

En los últimos 3 años, en la línea Roca se electrificaron 71 nuevos kilómetros de vía.

Artículos Relacionados

Deja un comentario