Aumentó la desocupación y cayó el PBI, según reconoció el Indec

El Índice de Desocupación subió a 10,1% interanual al término del primer trimestre del año, informó el Indec, lo que representa 1.338.000 desocupados en los 31 aglomerados urbanos relevados por el organismo oficial. Es el índico más alto en los últimos siete años.

«Nos preocupa: son un millón ochocientos mil argentinos que buscan empleo y no lo encuentran. Todos tienen que tener acceso a oportunidades», sostuvo el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, a través de un comunicado.

Así, la desocupación creció a 10,1%, un punto porcentual más que el 9,1% de igual período de 2018, en medio de una caída del 5,8% del Producto Bruto Interno, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

Además, el índice de sub ocupación demandante, entendida esta como gente que trabaja menos de 35 horas semanales y quisieran incrementar esa carga, aumentó al 8,4% contra el 6,8% de enero-marzo del 2018.

En tanto, la sub ocupación no demandante aumentó a 3,4% desde el 3 % anterior, informó el Indec.

El Producto Bruto Interno cayó 5,8%, con mermas del 10,8% en el sector fabril, del 6,8% en la construcción, y del 12% en el comercio, todas demandantes de mano de obra, informó el Indec.

Un dato no menor es que el índice de los que tienen trabajo pero buscan otro empleo aumentó al 17,5% al término del primer trimestre de este año, contra el 15,3% que tenían en igual mes del año pasado.

Es que para marzo de este año, el índice de Salarios había acumulado un incremento del 37,2%, pero la inflación en esos doce meses había sido del 55%.

Para el Indec, con 28,2 millones de habitantes en los 31 aglomerados urbanos relevados, 1.338.000 son desocupados.

Luego de que se conocieran estas cifras, el ministro Sica aseguró que «estamos viendo el impacto de la crisis del año pasado».

«En lo urgente, ya comenzamos a ver recuperación de actividad en varios sectores, eso va a revertir la curva», dijo Sica aunque destacó que «el verdadero desafío es estructural: incorporar al mercado formal a ese 35% de trabajadores y crear las condiciones para que las PyMES generen empleo de calidad».

Para lograr ese objetivo «lo primero es terminar con las crisis y el equilibrio fiscal es el verdadero camino. Lo estamos logrando. Luego necesitamos la ley de blanqueo laboral para reconocer derechos de los 4,5 millones de trabajadores informales. Y en tercer lugar seguir impulsando el cambio productivo que nos de competitividad y cree oportunidades».

Sica consideró que «necesitamos un mercado laboral dinámico, que aproveche las oportunidades del mundo, que nos oriente a la exportación. Cómo hicimos con la Ley de Economía del Conocimiento, que está generando miles de puestos de trabajo de calidad. Así tenemos que innovar en cada sector productivo».

Los mayores niveles de desocupación se anotaron en Ushuaia 13%; los partidos del Gran Buenos Aires, y Rawson, ambos con el 12,3%, después, con el 11,7% Rosario; 11,4 % Jujuy, y 11,3% Córdoba, seguidos por La Plata con el 10,8%; Río Gallegos y San Nicolás, ambos con el 10,7%, Tucumán 10,6%,y Concordia 10,5%, entre otros.

Las ciudades con menor nivel de desocupación resultaron Resistencia con el 1,2%; San Luis, y Comodoro Rivadavia, ambas con el 2%; y Neuquén 3,5%, entre otras.

Artículos Relacionados