Cristina fue absuelta en una causa judicial

El juez federal Julián Ercolini sobreseyó  a la ex presidenta Cristina Kirchner por inexistencia de delito en el marco de la causa que investigaba el hallazgo del bastón presidencial de Héctor Cámpora durante un allanamiento a su casa en El Calafate.

Tras su decisión, el magistrado ordenó devolverle el bastón a Cristina Kirchner, ya que estuvo bajo custodia judicial durante la investigación.

Para Ercolini, el hecho investigado «no encuadra en una figura penal» del Código.

El bastón presidencial había sido secuestrado por orden del juez federal Claudio Bonadio en un allanamiento en la casa de la familia Kirchner en El Calafate, realizado en el marco de la causa de los cuadernos.

El objeto había sido foco de una investigación aparte ante «la sospecha de que se trataba de aquel que utilizó el ex presidente Arturo Frondizi, perteneciente al Museo de Casa de Gobierno» y que fue robado.

Pero a raíz de fotografías y testimonios de familiares del fallecido mandatario Héctor Cámpora se demostró que el bastón había sido del dirigente peronista y que había sido regalado por sus descendientes a la entonces presidenta Cristina Kirchner.

Previo a la decisión de Ercolini, el fiscal federal Jorge Di Lello había incorporado al expediente imágenes de la asunción de Cristina Kirchner donde se visualiza la marca que tiene el bastón y también fotografías que acercó la familia del Presidente que asumió en mayo de 1973, donde se lo ve con un objeto de similares características.

Di Lello trabajó para dar con los dos hijos del ex presidente Cámpora, pero uno de ellos falleció y el otro tendría problemas psiquiátricos, con lo cual se hizo imposible tener una declaración de un familiar directo.

A partir de ello, el fiscal contactó a nietos del ex presidente y si bien éstos no tenían información para aportar sí entregaron fotografías de la asunción de Cámpora en 1973.