Diez años de Canticuénticos

A punto de iniciar una nueva temporada de recitales durante las vacaciones de invierno por la ciudad de Buenos Aires, Banfield, Tigre, Mar del Plata y Olavarría, el conjunto santafesino de música para niños Canticuénticos está cumpliendo una década de actividad donde construyó un tránsito popular e influyente a partir de repertorio propio basado en música popular latinoamericana.

“Los números redondos ofrecen la posibilidad de mirar para atrás y vemos que desde los comienzos tuvimos algunas certezas: una fue hacer un aporte al cancionero para las infancias con una impronta regional, rescatando del semi silencio a nuestros ritmos folclóricos. Y también nos pareció importante considerar que el público merecía que pusiéramos todo nuestro esfuerzo para ofrecerle calidad”, sostuvo Ruth Hillar, una de las Canticuénticos.

La compositora, cantante, flautista y acordeonista resaltó que “mucho de lo que hace que Canticuénticos sea lo que es hoy, fuimos aprendiéndolo en el camino. Creo que se da una especie de retroalimentación cuando vemos la manera tan afectuosa en la que el público (que incluye también al público adulto) recibe nuestra propuesta. Y crecen nuestras ganas de poder acompañarlos desde el arte”.

Por su parte, el guitarrista y charanguista Daniel Bianchi indicó a esta agencia que “analizando nuestro recorrido encontramos que hay un público que fue en constante crecimiento, y que está ávido de música para sus niños, y que se está acostumbrando a husmear en los canales alternativos a los medios masivos de comunicación”.

“La televisión y sus enlatados sigue siendo el medio que mayor llegada tiene a los hogares, con propuestas muchas veces de calidad dudosa, pero hay toda una camada de músicos y artistas que circula por afuera de estos canales y que está haciendo cada vez más estrechos los lazos con sus destinatarios. Canticuénticos es un fiel reflejo de esto”, abundó el músico.

La banda que completan las cantantes Daniela Ranallo y Laura Ibáñez, junto al bajista Gonzalo Carmelé y el baterista y percusionista Nahuel Ramayo, añade un equipo que cimentado el andar de la agrupación con cuatro discos (“Canticuénticos embrujados”, “Nada en su lugar”, “Algo que decirte” y “¿Por qué, por qué?”).y una profusa labor por redes, bateas y escenarios.

Sebastián Cúneo (producción, iluminación, fotografía y video), Cintia Bertolino (voz invitada y asistencia de puesta en escena), Gastón Menguez (guitarrista invitado), Darío Zini (asistencia de escenario, aerófonos, charango y percusión) y Javier Escandell (sonido), completan el staff.

Con esa formación, el grupo hará temporada en el porteño ND Teatro (Paraguay 918) donde, siempre a las 15, se presentará sábado 20 y domingo 21 y desde el jueves 25 al domingo 28.

Además, el 23 a las 15 estará en Teatro Maipú (Av Maipú 380, Banfield), el 24 a las 16 en Teatro Niní Marshall (Perú 401, Tigre), el 3 de agosto a las 15 en Teatro Roxy (San Luis 1750, Mar del Plata) y el domingo 4 festejo al aire libre por el día del niño en Olavarría.

Artículos Relacionados