Internos de dos cárceles, al servicio de la comunidad

Internos de dos cárceles pertenecientes al Servicio Penitenciario Bonaerenses fabricaron sillas para un jardín de infantes y elaboraron facturas y frazadas que fueron entregadas a personas en situación de calle.

Se trata de actividades solidarias que tienen como objetivo poner en práctica lo aprendido en los talleres que se brindan en contexto de encierro y aplicar la capacitación al servicio de la comunidad.

De esta manera, los internos de la Unidad 1 de Olmos que participan de los talleres de carpintería y lustre, fabricaron 20 sillitas para el Jardín Tambor de Tacuarí, ubicado en el barro platense de La Loma.

Por su parte, unos 25 internos que participan de los cursos de panadería, pastelería y facturería que se brindan en la Unidad 18 de Gorina, elaboraron 12 docenas de facturas, 10 kilos de bizcochitos y 6 docenas de roscas que fueron entregados junto a bebida caliente y abrigo a personas en situación de calle.

Al respecto, el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, aseguró que “reforzar el trabajo y la educación en las cárceles es uno de los objetivos relevantes que nos encomendó la gobernadora María Eugenia Vidal como elemento central para reducir los índices de reincidencia en el territorio bonaerense”.

Artículos Relacionados