Los médicos exigen, IOMA se defiende

El Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) respondió a los médicos y clínicas bonaerenses que reclamaron la urgente aplicación del nuevo nomenclador, que incorporará prácticas y tratamientos que se hacían por excepción, y dijo que su puesta en marcha es necesaria pero que «quedan instancias de revisión y control».

«La puesta en marcha de un nuevo nomenclador de prácticas es un objetivo común que IOMA comparte con gran parte de las agremiaciones y círculos médicos de la provincia. Con ese fin, la obra social inició un camino que debe atravesarse con la seriedad y el compromiso que la salud de los afiliados merece», explicaron fuentes de IOMA.

Asimismo, el organismo provincial aseguró que la herramienta «deberá ser aprobada por el Directorio de IOMA y atravesar las instancias de revisión y control propios de la administración pública, para garantizar la transparencia y la legitimidad de este nuevo modelo de gestión en salud».

Las entidades que nuclean a médicos, sociedades científicas, y clínicas bonaerenses habían denunciado la demora en la implementación del nuevo nomenclador que incorpora a la cobertura de la IOMA tratamientos médicos que se hacían por excepción, y advirtieron que si no hay respuestas podrían interrumpir las prestaciones la semana próxima.

«En IOMA existe la firme decisión de que ese listado se modernice, que acompañe los avances tecnológicos, incorporándose prácticas modernas y eliminándose aquellas que quedaron obsoletas. No se trata de un trabajo sencillo, requiere análisis minuciosos y acuerdos multilaterales», indicó un vocero de la obra social.

El convenio para el nuevo nomenclador fue firmado en abril por autoridades de la Agremiación Médica Platense, sociedades científicas, clínicas bonaerenses y la CEMIBO (Concertación de Entidades Médicas Independientes Bonaerenses).

«Después de 58 años nos escucharon pero falta que se pueda implementar», lamentaron las entidades, que hasta ahora utilizan el sistema que rige desde 1958 y refiere a muchas prácticas obsoletas.

Autoridades de la obra social reiteraron que para evaluar el nomenclador se formaron tres espacios de discusión, el Foro de Salud; Foro Económico y Foro Jurídico, que «se encuentran evaluando las diferentes aristas de esta nueva herramienta que modificará el trabajo de IOMA y de los profesionales, pero que tendrá principalmente un gran impacto en los afiliados».

En relación a un posible paro, señalaron que «toda interrupción unilateral en la atención de afiliados por parte de un prestador de la obra social se considera como un incumplimiento de los convenios firmados».

Artículos Relacionados