Cuidado del medio ambiente, arte y ciencia, presentes en Tecnópolis 2019

Talleres de reutilización del plástico, clases de títeres y experimentos con plasticola y detergente fueron algunas de las actividades que los chicos disfrutaron este sábado, durante la primera tarde de la muestra de ciencia arte y tecnología Tecnópolis 2019, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Martelli.

«¿Ustedes comen plástico?», preguntó una joven tallerista al grupo de niñas y niños que la escuchaban con atención sentados alrededor de una gran mesa cuadrada donde se dictaba el «Taller de reutilización».

Los chicos respondieron que no, entonces, la docente les preguntó cómo se podía evitar que los desechos plásticos sigan vertiéndose al mar, donde muchos animales mueren por ingerirlos de manera involuntaria.

«¡Cuidar el planeta!», respondió uno de los alumnos, pero su afirmación resultó demasiado general y la docente decidió dar una breve explicación sobre las «3 R»: reducir, reutilizar y reciclar.

Para cerrar el taller de reutilización con broche de oro, los alumnos fabricaron un pequeño pulpo con vasos de plástico, tapas de gaseosa y trozos de manguera.

Y es que de los talleres de Tecnópolis, ningún niño se va con las manos vacías; de la sala de experimentos, por ejemplo, salían con un vaso de «Slime», una masa verde y viscoza muy popular entre los chicos.

«Seño, ¿sabías que el Slime también se puede poner en la mesa y hacer una burbuja grande?», preguntó Tania, de cinco años, a Luna, la joven encargada de dar el taller «Experimentores», una continuidad del programa homónimo que se transmite por el canal de TV «Paka Paka».

Con plasticola, agua, colorante verde y jabón líquido de lavar la ropa, 34 chicos de entre cuatro y diez años lograron hacer «Slime» luego de mezclar vigorosamente durante algunos minutos.

En general, los pequeños talleristas salieron contentos, aunque, Catalina, de nueve años, se lamentó mirando el interior de su vaso: «¡Es muy poco!».

La feria Tecnópolis 2019 abrió sus puertas al público este sábado mediodía y permanecerá abierta todos los días durante las vacaciones de invierno de 12 a 20, en avenida General Paz y Constituyentes, con entrada libre y gratuita, mientras hasta el 20 de octubre se podrá visitar de viernes a domingo y los días feriado.

Entre las propuestas culturales que ofrece Tecnópolis este año hay conciertos y obras de teatro con actores y con títeres.

«El juglar», por ejemplo, es una obra humorística donde, el titiritero, además de contar una historia, comparte con su joven público algunas nociones básicas sobre cómo se fabrican y se manejan los títeres.

Pero no todo es tomar clases y talleres en Tecnópolis 2019, también hay opciones para los más osados y para aquellos que les gusta el deporte.

Quienes se atreven, pueden volar en ala delta gracias a simuladores de realidad virtual o escalar, equipados con arnés y casco, una pared de seis metros de altura que de virtual no tiene nada.

Y quienes quieran viajar en el tiempo también tienen su oportunidad, en la sala «Aventura Cretácica» la misión es encontrar huevos de dinosaurio viajando en trineo y sorteando las dificultades que se puedan presentar, como un eventual encuentro con un reptil gigante.

La lectura también tiene lugar en Tecnópolis con la Feria del Libro Infantil y Juvenil Tecnópolis que realiza la Cámara de Libreros y Editores Independientes entre 20 de julio al 4 de agosto.

Allí, los más chicos pueden participar de una «busqueda del tesoro» solo apta para menores de seis años.

Además, hay dos muestras que unen ciencia e historia: un recorrido a los 500 años de la muerte de Da Vinci y otro a los 50 años de la llegada del Hombre a la Luna.

Tecnópolis 2019 es una propuesta del Sistema Federal de Medios Públicos y la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Artículos Relacionados