Metha-Argerich, reunión cumbre en el Colón

El director orquestal Zubin Metha y la pianista Martha Argerich, dos figuras centrales de la escena mundial de la música clásica, se reencontraron el sábado por la noche en el escenario del Teatro Colón, bajo el temperamento del repertorio romántico y con el rigor de la Filarmónica de Israel, en un concierto que forma parte de la gira de despedida del gran maestro indio.

Mientras el centro de atención reposa en el Festival Barenboim que se celebra en el Centro Cultural Kirchner hasta el 8 de agosto, la tradicional sala del Colón fue el territorio en el que alumbró un encuentro musical no desprovisto de un sesgo afectivo.

El programa, los protagonistas y el calendario trazaron un eje algo nostálgico sin que ello haya significado un acto de resignación de la dinámica natural del repertorio.

Es que Zubin Metha, de 83 años, y Martha Argerich, de 78, que se conocen desde temprana edad, escribieron uno de los capítulos de despedida del indio de la Filarmónica de Israel -formación que se jerarquizó a partir de su conducción- bajo el influjo del Concierto para piano en La menor, Op. 54 de Robert Schumann, que ya, el año pasado, había provocado un cruce entre ellos, en Israel.

Schumann y su Concierto para piano representan un ambiente cómodo para Argherich, de proverbial destreza por mostrar su singular toque en una obra alejada del modelo de concierto establecido por Wolfgang Mozart y consolidado por Ludgiw van Beethoven, por lo que constituye una expresión acabada y definida del romanticismo musical, ya despegado de sus poderosos predecesores.

El concierto de la Filarmónica se integró también con el Concertino para orquesta de cuerdas de Ödön Pártos y una atildada interpretación de la Sinfonía No. 6, en Fa mayor, Op. 68 «Pastoral» de Beethoven.

Cuatro funciones programó Metha con la Filarmónica de Israel en el Colón, como parte del ciclo Grandes Intérpretes Internacionales, pero la del sábado fue la única con la pianista argentina como solista. Las funciones pendientes se realizarán el lunes 29 y martes 30 a las 20.

La Orquesta Filarmónica de Israel, fundada en 1936 por Bronislav Huberman, gira habitualmente por el mundo entero y cuenta con temporadas fijas en Tel Aviv, Jerusalén y Haifa.

Desde su creación, ha promovido la formación de numerosos artistas y ha contado con destacados talentos invitados, tanto directores como solistas. En diciembre se completarán 58 años años de colaboración de Metha con ella.

Mehta, que en 1969 fue nombrado director musical de la Filarmónica, en 1977 se convirtió en su director titular y en 1981 en director vitalicio, con total apoyo de los músicos, después de pedidos oficiales de su renuncia por dirigir música del compositor alemán Richard Wagner. Lo sucederá, desde la próxima temporada el israelí Lahav Shani, que conoció la sala del Colón en 2015 con la West-Eastern Divan Orchestra de Daniel Barenboim.

El lunes, a las 20, se escucharán la Sinfonía nº 1 en Re mayor -«Titán»- de Gustav Mahler y la Sinfonía concertante de Joseph Haydn.

Mientras que el martes Mehta y su orquesta ofrecerán la Sinfonía nº6 en Fa mayor Op.68 -«Pastoral»- de Ludwig van Beethoven, el Concierto para flauta en Re mayor Op.283 de Carl Reinecke –con la participación del flautista Guy Eshed como solista– y La Valse de Maurice Ravel.

Artículos Relacionados