Piden colaborar para recuperar a los caballos desnutridos en Ezeiza

Tres organizaciones no gubernamentales contra el maltrato animal pidieron a la justicia que las acepte como particular damnificado y que se les permita el ingreso al predio donde ayer la policía bonaerense rescató más de 420 caballos la mayor parte con signos de desnutrición.

Se trata de las ONGs «Caballos de Quilmes», el «Centro de Rescate y Rehabilitación Equina» y «Proyecto Galgo Argentina» que pidieron a la justicia que se les permita el acceso de voluntarios al predio del partido bonaerense de Ezeiza donde fueron encontrados los animales.

En el escrito, solicitan especialmente que los dejen ingresar durante el fin de semana «a los efectos de colaborar en la ayuda a los equinos y poder alimentarlos y realizarles todas las atenciones veterinarias posibles y necesarias».

También solicitaron que se permita el ingreso de «multiplicidad de donaciones enviadas por la sociedad civil por intermedio de dichas organizaciones o particulares».

Un vocero de la ONG «Galgo Argentina» explicó que el objetivo es que «permitan que las otras dos organizaciones especializadas en equinos ingresen a certificar el estado de los animales y a colaborar en su atención».

El ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo agradeció el trabajo que hacen las ONGs contra el maltrato animal, aunque dijo que «se queden tranquilos que los caballos tienen agua y comida».

Ritondo, que estuvo presente en el campo de Ezeiza junto al intendente de esa localidad, Alejandro Granados aseguró que por pedido de la fiscal «comenzaremos a construir corrales con el apoyo de la intendencia».

«La fiscal nos requirió la construcción de corrales para poder clasificar e identificar a los caballos porque muchos son robados», sostuvo y adelantó que se va a citar a propietarios de equinos que fueron víctimas del robo de animales «para que los identifiquen».

Un total de 420 caballos, la mayor parte con signos de desnutrición, fueron rescatados por la policía en un campo del partido bonaerense de Ezeiza tras una denuncia de una ONG que alertó de la situación al Ministerio de Seguridad provincial, informó una fuente policial.

El operativo se realizó en un establecimiento de 460 hectáreas situado a la vera de la ruta provincial 52, a la altura de la localidad de Tristán Suárez, donde los efectivos también hallaron 25 caballos muertos.

El vocero precisó que la investigación se inició a partir de una denuncia de una ONG protectora de animales que alertó sobre la situación al titular de la cartera de Seguridad, Cristian Ritondo.

En el procedimiento, la policía demoró además a un empresario relacionado a la compra y venta de caballos identificado como Raúl Onorato quien tiene antecedentes penales y a uno de sus hijos.

El operativo, ordenado por la fiscal María Eugenia Garrido estuvo a cargo de efectivos de la Superintendencia de Seguridad Rural, con la colaboración de diferentes comandos de Prevención Rural (CPR) de la zona, el Escuadrón de Caballería de La Matanza y la Dirección de Veterinaria de la Policía.

Además, integrantes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de la zona determinaron que el predio no posee habilitación sanitaria para el alojamiento y cría de animales.

Artículos Relacionados