Le fracturó las costillas y le hundió el parietal y la mandíbula a su ex, pero fue absuelto

Un hombre que en 2015 golpeó a su ex mujer cuando dormía, le fracturó varias costillas, le hundió el parietal y le corrió la mandíbula de lugar fue condenado a sólo dos años de prisión en un juicio por jurados en La Plata y finalmente un juez dispuso su absolución por prescripción de la causa, informó una fuente judicial.

Se trata de Leonardo Cechi, a quien hace 10 días un jurado popular halló culpable del delito de lesiones leves por los hechos ocurridos el 6 de julio de 2015, cuando atacó a golpes de puño a a su ex pareja, Flavia Rudez, en su casa de la localidad platense de Los Hornos.

La víctima ya había denunciado al hombre en la Comisaría de la Mujer de La Plata y se le había impuesto una restricción perimetral que la ex pareja incumplía con frecuencia, enfurecido al no poder aceptar la decisión de Rudez de separarse.

El 6 de julio de 2015, el hombre la atacó a golpes y la mantuvo encerrada durante 4 días, sin permitirle buscar asistencia médica, hasta que la abandonó en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Los Hornos, desde donde fue trasladada de urgencia al Hospital Alejando Korn de Romero.

La mujer presentaba varias costillas facturadas, corrimiento de mandíbula, hundimiento de parietal, traumatismos de cráneo severos, imposibilidad de caminar, retener esfínteres y hablar.

Hace 10 días, tras un juicio por jurados, Cechi fue condenado a sólo 2 años de prisión por el delito de lesiones leves y como llegó a juicio detenido, se dio por cumplida la pena y se dispuso su libertad.

Durante el debate, la defensa del hombre argumentó que las lesiones que presentó la mujer en esa oportunidad se debieron a «una crisis epiléptica», que no cumplía con un tratamiento adecuado y que por ello sufría episodios en los que al perder el control de su cuerpo resultaba golpeada por objetos.

Sofía Caravelos, abogada de la víctima, pidió la nulidad del veredicto y un nuevo juicio, en tanto que la defensa del hombre solicitó que se declarara la prescripción de la causa, considerando que se trató de una condena por un delito leve y que además ya había sido cumplida.

Finalmente el juez del Tribunal Oral en lo Criminal II, Claudio Bernard, tras evaluar los dos planteos, hizo lugar al pedido de la defensa y absolvió al hombre por considerar prescripta la causa.

«Vamos a recurrir al Tribunal de Casación bonaerense», adelantó Sofía Caravelos,

Artículos Relacionados