Internos de penal bahiense confeccionaron cuchas para un refugio de perros

Internos de la unidad penal con asiento en Bahía Blanca, en el sur bonaerense, confeccionaron diez cuchas que fueron entregadas a un refugio de perros en el marco de una acción solidaria que conjuga capacitación laboral y servicio a la comunidad, informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Se trata de un grupo de internos de la Unidad Penal 4 de Villa Floresta que fabricaron las cuchas de madera con pallets donados por la empresa Dow Argentina.

Según se indicó, las cuchas fueron entregadas al refugio «Los Perros de José», en el que se encuentran más de 60 perros a la espera de poder ser adoptados.

Al respecto la encargada del refugio, Rocío Nazardin, quien agradeció a la unidad penal y a los internos que llevaron a cabo el trabajo sostuvo que «toda ayuda es necesaria y bienvenida para quienes trabajamos a pulmón».

«Nos cuesta mucho esfuerzo y dinero el poder devolver, a cada perro, su calidad de vida«, agregó la mujer.

Según se indicó la encargada del refugio se contactó a través de una carta con las autoridades del penal bahiense.

«Yo conocía la tarea que hace el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y por eso, les escribí. En otra oportunidad, durante ocho meses, estuvo trabajando aquí un interno que tenía salidas y nos ayudaba con trabajos de mantenimiento y limpieza«, expresó.

Por su parte el director del penal, Luis Velasco, destacó la importancia de colaborar con la sociedad al afirmar que «en consonancia con el objetivo de la Jefatura del SPB y el ministerio de Justicia, consideramos fundamental el trabajo de los privados de libertad en el área de talleres para que, al salir en libertad, puedan reinsertarse en el mercado laboral«.