Sin colectivos por la noche y feriados y domingos

A partir del próximo lunes 16 de septiembre, varias de las líneas de colectivo que circulan por la Capital Federal y el Conurbano bonaerense dejarán de prestar servicio entre las 22 y las 5, mientras que no funcionarán a lo largo de todo el día durante los domingos y feriados, de acuerdo a una decisión de las cámaras de transporte del sector.

Esta medida incluye los servicios de las líneas provinciales o interdistritales que circulan em al región capital, La Plata, Berisso y Ensenada.

Así lo confirmó el presidente de la Asociación Civil de Transporte Automotor, José Troilo, quien argumentó que la decisión fue tomada como «una alternativa para reducir los costos de las empresas en esta situación de crisis económica y financiera», mientras sostuvo que la intención es «afectar a la menor cantidad de gente posible».

En un contexto en el que las compañías argumentan que tienen dificultades para pagar los salarios y el boleto no puede volver a aumentar, habrá una nueva reunión con el gobierno nacional, desde donde ya calificaron a la medida como «ilegal».

«Las cámaras analizaron esa alternativa para reducir los costos de las empresas para poder ir amortiguando esta situación de crisis económica y financiera y poder llegar a fin de mes solventando los compromisos que tenemos a cargo, de los cuales la mayor parte es salarial», justificó Troilo por Radio Nacional.

Al explicar la decisión de Actrans, el empresario consideró que «para el trabajo de las líneas estos días y horarios son totalmente improductivos y son de mayor costo», tras lo cual resaltó: «Permitirían un pequeño ahorro en un contexto en el que no se puede aumentar el boleto, pero sí suben los costos».

Sobre los gastos de las compañías, Troilo consideró que «el principal es el de los salarios, que mes a mes afecta a más empresas» y advirtió que «las pequeñas diferencias las fueron paliando, pero llega un momento que se hacen grandes y no se podrían pagar los salarios, que es algo que no puede suceder».

Ante versiones de algunas líneas que no adherirían, desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) aclararon que los choferes se presentarán a trabajar y, en caso de que los empresarios pongan a disposición los colectivos, trabajarán de manera normal, ya que el gremio no tiene ningún conflicto.

El Ministerio de Transporte calificó a la medida como «ilegal e intempestiva» y recordó que el servicio debe prestarse las 24 horas. La cartera que conduce Guillermo Dietrich confirmó que el martes habrá una reunión entre las partes y adelantaron que habrá sanciones.

«Es una medida ilegal tratándose de un servicio público que tiene la obligación de prestarse las 24 horas, cumplir frecuencias y recorridos», expresó la cartera vía comunicado.

«La medida intempestiva se toma sin instancia de diálogo, a pesar de que el gobierno nacional había convocado a una reunión para el martes 17», manifestaron además. También lamentaron que «el recorte afectará no sólo a los pasajeros, sino también a los choferes, ya que a menor horario de servicio, menos necesidad de personal y menos horas extras».