Trabajadores del Teatro Argentino protestaron para «que no se lo deje caer por desidia»

La explanada del Teatro Argentino de La Plata se convirtió en un gran escenario donde su ballet, orquesta y coro brindaron una función de protesta para denunciar «que no se lo deje caer por desidia» y reclamar medidas ante el deterioro que sufre el edificio y la paralización de su personal artístico, que no realiza actuaciones desde hace 3 años.

#SalvemosalTeatroArgentino se leían en los carteles que colgaban de las ventanas y eran exhibidos por los artistas antes de actuar ante el público y transeúntes que se acercaron a brindar su apoyo a los artistas.

Esta fue la segunda función «de protesta» que organiza el personal artístico y técnico del Teatro Argentino, ubicado en las calles 51 y 9 de La Plata, para denunciar el vaciamiento de personal, falta de condiciones dignas para trabajar, como baños en desuso y filtraciones en pisos y escenarios, además de la paralización de la actividad artística desde el 2016.

«Estamos esperando que nos atienda el ministro de Cultura bonaerense, Alejandro Gómez, no queremos ser parte de este vaciamiento que sufre el Teatro Argentino, queremos que abra al público, no que se lo deje caer por desidia«, explicó Ricardo Poblete, técnico del Teatro y delegado de ATE.

Poblete contó que «desde hace tres años el Teatro está cerrado, no tiene producción propia, todos venimos a cumplir nuestro horario de trabajo, pero lo que queremos es trabajar«.

«El ministro Gómez al asumir dijo que iba a invertir dinero en el Teatro, pero fue sólo para la fachada, para la cara, dejaron de lado el interior y hoy se llueve más que antes, por ejemplo«, apuntó Poblete, quien detalló que piden también el pase a planta de 100 compañeros que «hoy cobran entre 12 mil y 14 mil pesos«.

Los trabajadores habían anunciado que harían una «visita guiada» para que el público viera el deterioro del interior del edificio, pero las autoridades lo impidieron y colocaron un cartel en la entrada donde se prohibía el ingreso de gente ajena al edificio.

Lo que no se impidió fue que el ballet, la orquesta y el coro del Teatro ocuparan la explanada y brindaran una función al público: la orquesta interpretó la Cavallería Rusticana; el ballet danzó Don Quijote y un malambo y el coro cantó el Va Pensiero y el Himno Nacional Argentino.

Artículos Relacionados