Piden juicio a policías acusados de pedir coimas a puesteros de La Salada y comerciantes

Un fiscal de Lomas de Zamora pidió someter a juicio oral a 17 policías bonaerenses, varios de ellos jefes, acusados de conformar una banda que pedía coimas a puesteros de la feria La Salada y a comerciantes de los partidos de Lanús y Avellaneda a cambio de protección y de permisos para poder trabajar, informaron hoy fuentes judiciales.

El requerimiento fue realizado por el fiscal Sebastián Scalera, quien llevó adelante la pesquisa para identificar a una banda mixta conformada por policías y tres civiles -éstos últimos actualmente prófugos- que cometía extorsiones y estafas y que además liberaba la zona para permitir a bandas criminales cometer robos bajo distintas modalidades, entre ellas «piratería del asfalto».

La causa comenzó en julio del año pasado luego de la denuncia de un comerciante que aseguró que debía pagar regularmente 500 pesos para poder montar su puesto en la feria La Salada.

Con colaboración de efectivos de Gendarmería Nacional (GNA) y Policía Federal (PFA), el fiscal llevó adelante 60 allanamientos en los que fueron detenidos los sindicados integrantes de la banda, en su mayoría efectivos de la Policía Bonaerense, acusados de «asociación ilícita, amenazas, estafas e incumplimiento de los deberes de funcionario público».

La fiscalía pudo establecer que la organización se dedicaba a recaudar dinero entre puesteros y comerciantes de la zona sur del conurbano y que cada uno de sus integrantes cumplía con distintos roles dentro de la estructura, lo que les permitía obtener millones de pesos por mes, agregaron las fuentes.

De acuerdo a la acusación, «la organización estaba conformada como una empresa delictiva, que tenía un sistema de recaudación en el ámbito territorial del Departamento Judicial Lomas de Zamora».

Fuentes de la pesquisa aseguraron que la finalidad de la banda era «recibir de manera ilegal sumas de dinero diarias, semanales, mensuales y semestrales, a cambio de permitir la actividad laboral de comerciantes de la zona».

También, de acuerdo a la acusación, le cobraba a bandas criminales para liberarles la zona y permitirles cometer robos, la mayoría contra camiones de transporte de cargas, bajo la modalidad de piratas del asfalto.

Finalmente, el fiscal les atribuye similares maniobras criminales en los predios de la feria «La Salada», «El Olimpo» y en Villa Dominico, donde los feriantes debían pagar coimas para evitar que los desalojaran, les secuestraran la mercadería o les prendieran fuego los puestos.

Entre los acusados, hay policías que trabajaban en la Superintendencia Zona Oeste y Zona Norte, en la Jefatura Departamental San Vicente, en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Lomas de Zamora, en la DDI Avellaneda-Lanús y en la comisaría de Presidente Perón (Guernica), además de otras dependencias, donde varios de ellos ocupaban altos cargos.

Los policías a quienes Scalera quiere llevar a juicio fueron identificados por las fuentes como Carlos Daniel Gómez, Roberto Cayetano Romero, Bruno Nicolás Shporluk, Esteban Alberto Lofeudo, Roberto Lezcano, Marcelo Daniel Ramón Maurino, Rodolfo Gustavo Morán, Ubaldo Ismael Fuenzalida, Cristobal Rubén Gonzalez, José María Mattos, Cristian Ezequiel Aníbal, Rubén Ernesto Cañete, Marcelo Villarreal, Alberto Damián Tévez, Leonardo Ezequiel Brandan y Norberto Alfredo Benítez y Félix Ramírez.

Todos ellos permanecen detenidos con prisión preventiva.

Artículos Relacionados