Culminó la renovación de vías en San Miguel

Trenes Argentinos culminó la renovación de 14 kilómetros de vías del ferrocarril Mitre en el tramo que va desde José L. Suárez hasta Bancalari, que demandó una inversión de 17 millones de dólares y beneficia a cerca de 50.000 pasajeros mensuales que viajan a Rosario, Tucumán y Córdoba, además de usuarios del ramal Villa Ballester-Zárate.

La obra, que generó 320 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, estuvo a cargo del organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación y constó de la colocación de nuevos rieles sobre durmientes de hormigón más resistentes, con nuevas fijaciones y piedra balasto, que otorga mayor confort en el viaje, además de mejorar los tiempos.

Los trabajos abarcaron también la renovación de tres puentes ferroviarios, ocho alcantarillas y la instalación de nuevos aparatos de vía, que permiten cambiar la dirección de los trenes.

Anteriormente este tramo de vía estaba precaucionado, provocando que las formaciones circulen en el ingreso y egreso a Buenos Aires a muy baja velocidad.

«Con obras como esta seguimos avanzando en la mejora continua del servicio de trenes, tanto metropolitano como de larga distancia, para garantizar una experiencia de viaje segura y confortable para los pasajeros», destacó Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.

Agregó que «en estos casi 4 años hemos invertido más de 4.000 millones de dólares en nuestros trenes como no ocurría desde hace décadas y debemos continuar para el bien de toda la sociedad».

Por este tramo de vía corren los trenes de la línea Mitre, en su ramal Villa Ballester-Zárate, los cuales transportan 11.000 pasajeros mensuales, y los servicios de larga distancia a Rosario, Córdoba y Tucumán, con 21.500, 7.000 y 9.000 pasajeros mensuales respectivamente.

Con la finalización de la renovación de estos 14 kilómetros de vías, los trenes que unen la terminal de Retiro con Rosario circulan casi en su totalidad por vías nuevas, mientras se sigue con el trabajo de recambio de durmientes fisurados, a través de un novedoso método inventado por un argentino, el cual permite quitar y reponer cada durmiente de 300 kg en aproximadamente 2 minutos.

Del total de durmientes fisurados detectados en 2016, ya se repusieron más de 24.000, lo que representa casi la mitad. Los trabajos se realizan en simultáneo con la operación del servicio para no perjudicar a los pasajeros.

Estas obras forman parte del Plan Integral de Obras Ferroviarias de 14.000 millones de dólares que puso en marcha el Ministerio de Transporte de la Nación para transformar la manera de viajar en tren en toda la zona metropolitana.

Artículos Relacionados