Mar del Plata, líder en ablación de órganos

Mar del Plata es una de las ciudades de la provincia que más órganos y tejidos aporta para las personas que necesitan un trasplante. Así lo señala el presidente del Cucaiba, Hugo Petrone, quien indicó que “la generación de órganos para trasplante en Mar del Plata es muy buena, hay un equipo que trabaja muy bien en el Hospital Alende con la doctora Gregorina Báscolo y el doctor Patricio Zanardi, que son muy activos y generan por año muchos donantes, tanto de órganos cómo de tejidos”.

La mecánica de ablación y transporte en la ciudad está perfeccionada e involucra no solamente al personal hospitalario, sino a las ambulancias del SAME y los agentes de tránsito que de manera conjunta colaboran para que el tiempo, entre la extracción y el trasplante, se minimice para elevar las chances de quien recibe el órgano.

Al respecto, Petrone señaló que: “acabamos de hacer un convenio con el SAME en Mar del Plata para el traslado de órganos, tejidos y equipos desde el hospital hasta Camet, algo que es muy importante porque antes lo tenían que trasladar los propios médicos o enfermeros hasta el aeropuerto”.

“El SAME participa con sus ambulancias para trasladar personal u órganos o tejidos al aeropuerto. El convenio también incluye a la parte de tránsito de la ciudad, que van abriendo camino a la ambulancia del SAME, porque un corazón tiene apenas 5 horas desde que se sacó hasta que se implanta. Este convenio es el primero que hacemos en la provincia”, agregó el presidente del Cucaiba,

La ley 23.447 indica en su artículo 31° que “de no encontrarse restringida la voluntad afirmativa de donación o no condicionarse la finalidad de la misma, se entienden comprendidos todos los órganos y tejidos, y ambos fines”.

A los fines prácticos, esto significa que todos los mayores de edad son donantes de órganos, salvo que expresen su voluntad en contrario, ya que según consta en el texto de la ley promulgada en agosto de 2018 “la ablación de órganos y/o tejidos puede realizarse sobre toda persona capaz mayor de dieciocho años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos”.

Artículos Relacionados