Pinamar recupera el uso de la pirotecnia

La Justicia ordenó la suspensión de la ordenanza que prohibía el uso de pirotecnia en la ciudad bonaerense de Pinamar y se suma, así, a las sentencias que declararon inconstitucionales este tipo de normas en varios puntos del país tras una demanda que inició la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (Caefa).

Según la medida tomada por el Juzgado Contencioso Administrativo de Dolores, los efectos de la ordenanza 5106 de 2017 de la Municipalidad de Pinamar «violenta los artículos 9, 10, 11, 12, 14, 16, 17, 21, 28, 75, 121 y 126 de la Constitución Nacional, la Ley Federal 20.249», informó Caefa.

El fallo también advirtió que «no puede haber mayor interés público que el irrestricto respeto de las normas constitucionales internacionales y legales».

Esta sentencia sigue el camino que trazó la Suprema Corte bonaerense que declaró inconstitucional la ordenanza de General Alvarado (Miramar), de los municipios de Rivadavia y Santa Lucía de la provincia de San Juan, de las ciudades bonaerenses de Quilmes, Magdalena y Chascomús, y las anuladas por el Ejecutivo de los municipios de Las Flores y Florencio Varela.

«Se satisface plenamente el interés público cuando la misma Administración se adecua y cumple acabadamente lo dispuesto en el bloque de la legalidad que la rige, respetando los derechos que encuentran amparo en nuestras constituciones nacional y provincial», indicó el fallo.

Según Caefa, la resolución «constituye un alivio para las 60.000 personas y sus familias que trabajan gracias a la pirotecnia y es un golpe para la actividad clandestina que crece» en aquellos lugares donde hay prohibiciones.

Artículos Relacionados