La hora de los alegatos en el juicio por la masacre en una comisaría de Pergamino

Los alegatos en el juicio a un comisario y otros cinco policías por la muerte de siete presos durante un incendio ocurrido en 2017 en una comisaría de Pergamino comenzarán la semana próxima en los tribunales de esa ciudad bonaerense, informaron fuentes judiciales.

El jueves, a partir de las 9:00 horas, se realizará la audiencia en la sala de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Pergamino, en la que el fiscal Néstor Mastorchio alegará ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de esa ciudad, conformado por los jueces Miguel Gáspari, Guillermo Burrone y Danilo Cuestas.

Voceros judiciales informaron que luego será el turno de las querellas, representadas en su mayoría por abogados de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

En tanto, las defensas de los imputados Alberto Donza, Brian Carrizo, Alexis Miguel Eva, Matías Exequiel Giulietti, Carolina Denise Guevara y Sergio Ramón Rodas alegarán un día después.

Durante el debate oral, declararon cerca de 100 testigos, entre ellos doce sobrevivientes que estaban en las celdas contiguas a la incendiada; familiares de las víctimas; y los bomberos que participaron del operativo.

En una de las jornadas, los magistrados del TOC 1 realizaron una inspección ocular a la comisaría y constataron que los agentes podrían haber extinguido rápidamente el fuego y que los gritos de los detenidos se escuchaban con claridad, dijeron fuentes judiciales.

Previamente, ocho de los doce sobrevivientes habían declarado ante los jueces y coincidieron en que los efectivos «tenían visión del sector» donde se originó el incendio y que «resultaba imposible» que no hayan oído los gritos de auxilio «desde cualquier rincón de la dependencia».

Por su parte, la semana pasada declararon los seis policías juzgados por el delito de «abandono de persona seguida de muerte por multiplicidad de víctimas», que contempla penas que van de los 5 a los 15 años de cárcel.

El ex comisario Donza, quien estuvo prófugo durante 14 meses y llegó al del juicio detenido en el penal de Campana, responsabilizó a los bomberos por su accionar y dijo que su personal «realizó todo lo que estaba a su alcance para sacar a los internos».

En igual sentido declararon el ex oficial subayudante de servicio Eva, otro de los que está preso, y el ex oficial de refuerzo de imaginaria Giulietti, con prisión domiciliaria, quienes defendieron la labor de sus compañeros y criticaron a los Bomberos Voluntarios por su «falta de profesionalismo».

Por último, la ex oficial Guevara, el ex teniente primero Rodas y el imaginaria Carrizo, también detenidos en su domicilio, dieron su versión de lo ocurrido y coincidieron en pedir que se sepa la verdad y se haga justicia.

El hecho que se ventiló en el debate ocurrió el 2 de marzo de 2017 en la seccional ubicada en Dorrego 654, en pleno centro de Pergamino, donde había 19 presos alojados en el sector de los calabozos.

Luego de una discusión entre dos internos, cuatro policías encerraron a los presos con candados y también cerraron todas las rejas cercanas.

A partir de esta decisión, los detenidos empezaron a tirar pedazos de colchones encendidos a los pasillos y se inició un principio de incendio, por lo que los internos comenzaron a enviar mensajes de texto a sus familiares para que fueran a ayudarlos.

Según el Ministerio Público Fiscal, los policías no dieron el auxilio inmediato que la situación ameritaba y después impidieron el ingreso a tiempo de los bomberos.

Una vez que pudieron ingresar en el sector y controlar el incendio, los bomberos hallaron muertos a Sergio Filiberto (27), Federico Perrota (22), Alan Córdoba (18), Franco Pizarro (27), John Mario Chillito Claros (25) -de nacionalidad colombiana-, Juan José Cabrera (23) y Fernando Emanuel Latorre (24).

De acuerdo con las autopsias, todos murieron por inhalación de monóxido de carbono y sofocación a raíz de la presencia del fuego.

Artículos Relacionados