Un club de Quilmes va a la Justicia mediante un amparo para que no le corten el agua

Un club barrial del partido bonaerense de Quilmes presentará el próximo martes un amparo judicial para que no le corten el agua, luego de una intimación recibida hace unas semanas, en la que le reclaman una deuda de más de 200 mil pesos que se habría generado durante el período en que la institución estuvo cerrada.

Se trata del Club Social y Deportivo Mitre, al que la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) intimó a pagar una deuda cuyo importe se originó durante los años 2006 y 2010, que fue el período en el que el club estuvo cerrado, y ascendería los 200 mil pesos.

Tras la notificación de la deuda, que fue durante la tercera semana de septiembre, el club participa de las audiencias conciliatorias con AySA y el próximo martes presentará un amparo judicial en la oficina de Defensa del Consumidor en Quilmes.

«La intimación con aviso de corte llegó a la institución quilmeña a fines de septiembre, y constituye una amenaza judicial de AySA no como un hecho aislado y puntual, sino que se enmarca en la política aplicada por la empresa contra numerosos clubes de barrio que se ven imposibilitados de pagar los brutales tarifazos de estos últimos años», se indicó en un comunicado del club.

El club Mitre fue fundado hace 85 años y por sus escenarios pasaron, en su «época de esplendor», Sandro, el Polaco Goyeneche, Julio Sosa y desde hace poco, desde que resurgió después del cierre de cuatro años, artistas como Miguel Ángel Estrella, Liliana Herrero, Alejandro Balbis, y amigos de la cultura y los derechos humanos como Osvaldo Bayer, Taty Almeida y Norita Cortiñas.

«No podemos pagar la suma que nos reclaman. Son cientos de miles de pesos, es una obscenidad. Tampoco puede el club funcionar sin agua. Esta realidad sabemos que la viven y padecen la inmensa mayoría de clubes de barrio y entidades de bien público del país.

El estado, ya sea municipal, provincial o nacional tendría que eximirnos de pagar un canon por utilizar el agua», se señaló en el comunicado.

Por una situación similar, el pasado sábado 12 de octubre, vecinos del barrio porteño de Villa Pueyrredón, se declararon en alerta por la crítica situación del Club Sportivo Devoto, que recibió una notificación de remate por parte de la empresa AySA, y convocaron a realizar un abrazo simbólico a la institución.

Artículos Relacionados