Chivilcoy se sumó al congelamiento salarial

El intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, confirmó la decisión que adoptó en su distrito de congelar su propio sueldo y el de toda la planta política hasta el 30 de junio próximo, y sostuvo que se trata de «dar el ejemplo desde arriba hacia abajo».

«Congelamos los sueldos de toda la planta política, empezando por mi salario y el de todos los secretarios, directores y coordinadores que ocupan puestos políticos y no son empleados de carrera», explicó el jefe comunal sobre la medida tomada en esa ciudad bonaerense.

En este sentido, indicó que el congelamiento regirá en principio hasta el 30 de junio de 2020 -la misma duración prevista para la emergencia económica tanto a nivel nacional como provincial- y que, «según la situación» su vigencia podría ser prorrogada.

«Si todos los que tienen menores ingresos están en emergencia, claramente nosotros tenemos que dar el ejemplo», aseveró Britos en declaraciones formuladas a radio La Red.

El intendente, encolumnado en el lavagnismo, entendió que, si bien «muchos van a pensar que es una decisión demagógica, hay que empezar a dar el ejemplo desde arriba hacia abajo».

De hecho, remarcó que la decisión de congelar su salario y el de toda la planta política del municipio «no resuelve las finanzas del municipio ni mucho menos».

En la entrevista, Britos, quien fue reelecto en las últimas elecciones de octubre, precisó que su salario es de 130 mil pesos.

«Seguramente extenderemos la medida según cómo evolucione la situación del país», enfatizó el intendente de Chivilcoy.