Mendoza arde por el guiño a las mineras

Una multitudinaria movilización convergió este lunes frente a la Casa de Gobierno de Mendoza contra las reformas a la ley 7722 de minería, durante la cual hubo incidentes que dejaron «entre 40 y 47 detenidos y 16 policías heridos», aunque el gobierno provincial ratificó que promulgará las modificaciones aprobadas en la Legislatura.

La marcha había partido desde San Carlos, en el valle de Uco, y al llegar este mediodía a la capital mendocina fue incrementando su volumen hasta llegar a los dos kilómetros de extensión, en una movilización pacífica, en la que los incidentes fueron protagonizados «por un grupo de vándalos», según detallaron los manifestantes

La marcha se concentró en el nudo vial, en el ingreso a la ciudad capital y se dirigió a la explanada de la Casa de Gobierno, en donde se produjeron incidentes entre la policía y un pequeño grupo de personas que comenzó a tirar piedras e intentó derribar las vallas dispuestas en el frente de la Gobernación.

Integrantes de la Asamblea por al Agua dijeron que los hechos violentos fueron protagonizados por infiltrados en la protesta.

Policías que custodiaban el edificio comenzaron a arrojar gas pimienta y se sumaron efectivos de Infantería que dispararon balas de goma, con el objetivo de dispersar a los manifestantes.

Tras las corridas que ocurrieron en la zona del parque cívico, muchos de los manifestantes se desplazaron hacia el Nudo Vial y luego al kilómetro cero de la ciudad, para manifestarse en contra de la reforma.

El reclamo concreto fue que el gobernador Rodolfo Suarez vete la ley – que tras la sanción en las cámaras legislativas- permite el uso de sustancias químicas como cianuro y ácido sulfúrico y modifica la ley 7722 que prohíbe expresamente estas sustancias.

La manifestación y posterior represión policial no evitó que el gobierno ratificara hoy que promulgará la normativa aprobada por los legisladores mendocinos el viernes pasado.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial Humberto Mingorance, afirmó este mediodía que «no habrá un veto» a las modificaciones introducidas a ley 7722 sobre la actividad minera y detalló que los cambios «fueron impulsados desde el Ejecutivo con consenso pleno de los distintos partidos».

Mingorance se reunió con cuatro ambientalistas que integraron las columnas que partieron anoche desde el Valle de Uco y hoy se concentraron frente a la explanada de la sede gubernamental.

«Estamos abriendo una puerta de diálogo con estos sectores y yo los he invitado a formar parte de un observatorio para que tengan toda la información y sean parte de la toma de decisiones», precisó e indicó que la ley «está en el proceso administrativo de promulgación».

En tanto, la senadora nacional Anabel Fernandez Sagasti condenó la represión policial al expresar en su cuenta de Twitter: «Uno de los límites que planteé claramente es que se deje que la gente se exprese y se los escuche. Si el Gobernador @rodysuarez elige el camino de la represión, estaré siempre en la vereda opuesta».

Por su parte, la Asociación de Derechos Humanos Xumek rechazó y condenó el accionar de la policía y el gobierno mendocino y afirmó en un comunicado que «el accionar de las fuerzas de seguridad puso en riesgo a cientos de personas, y cabe destacar que se registraron heridos y detenidos. A su vez, alarma la potencial presencia de infiltrados»,

El director general de Policía Roberto Munives dijo a radio Nihuil que la marcha dejó un saldo de entre 40 y 47 detenidos y 16 policías heridos.

«A las 13.30 muchas personas ya se habían retirado y un grupo delincuentes violentos que no responden al grupo mayoritario, hicieron actos vandálicos», afirmó.

En tanto, el gobierno de Mendoza destacó que tras la reciente aprobación en la Legislatura local de las modificaciones a la Ley «quedó abierta la posibilidad de diversificar la matriz productiva» y destacó que será» bajo estrictos controles que garantizan la protección del agua y del medio ambiente».

«Se estima que la actividad pueda generar 17.550 puestos de trabajo durante la etapa de construcción de seis de los proyectos principales y otros 39.240 en la etapa productiva, entre mano de obra directa e indirecta (servicios)», indicó en un comunicado y aseveró que quedaron abiertas las puertas para dar inicio a 19 emprendimientos.

Por otra parte, Pino Solanas, Gabriela Cerruti, Pérez Esquivel y Nicolás del Caño, entre otros dirigentes, manifestaron su rechazo a los cambios realizados en la ley.