La Provincia tiene una obsesión: la producción

Cuatro ministros bonaerenses destacaron el discurso ante la Asamblea Legislativa que brindó el gobernador Axel Kicillof, remarcaron que el objetivo central de su administración es reactivar la producción y rechazaron las críticas de la oposición al asegurar que el mandatario prefiere ser prudente a la hora de hacer anuncios o promesas.

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, se refirió a los cuestionamientos que la oposición formuló acerca de la supuesta falta de propuestas en el mensaje del mandatario, al aseverar que «de la misma forma en que el gobernador no hizo promesas que no podía cumplir (durante la campaña electoral)», le «pareció prudente no hacer anuncios».

«La gente está bastante cansada de las promesas. Mauricio Macri y María Eugenia Vidal hicieron miles de promesas falsas, entonces la gente que se quemó con leche, ve una vaca y llora», analizó.

Luego, trazó un repaso sobre los 83 días de gestión y mencionó que «hubo récord de turistas en la temporada estival», celebró el comienzo de clases a término, recordó que «se cortó la mortandad de empresas y la caída del empleo» y destacó que se trabaja «con el programa Arriba PyMES para poner activa la provincia en términos productivos».

En tanto, en declaraciones a CNN radio, el director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, expuso que el de ayer fue «el mejor discurso de apertura de sesiones legislativas desde el retorno de la democracia» y se mostró «sorprendido» por el hecho de que la oposición diga que faltaron propuestas.

«Estamos cambiando prioridades para mejorar la vida de los que peor la están pasando», continuó y recordó que desde el 11 de diciembre «se lanzó un plan para las pymes, se logró que comiencen las clases a término y se repararon las escuelas con riesgo edilicio».

Girard señaló que «en 80 días de gobierno estamos haciendo cosas concretas», por lo que planteó sentirse «orgulloso de ser parte de un gobierno» cuyas prioridades «tienen que ver con mejorar la vida de los que peor están y con que los que más tienen se comprometan con eso también».

En igual sentido, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, dijo a radio Del Plata que «Axel es muy riguroso en esto de no prometer por prometer» y recordó que «hay una situación financiera de la provincia que nos pone un coto a lo que tenemos ganas de hacer».

Expuso que de acuerdo a cómo se resuelva la situación de la deuda, el Poder Ejecutivo sabrá «monetariamente qué se puede o no hacer» y subrayó que, no obstante ello, «el objetivo es claro: poner a producir a la provincia de Buenos Aires y mejorar la salud y la educación».

En ese tono, el ministro de Hacienda, Pablo López, manifestó en declaraciones a radio Provincia que  Kicillof dejó en claro que «la decisión política es atender las situaciones de urgencia del sector productivo, la salud y la educación».

«El objetivo principal de la provincia es reactivar la producción para impulsar el consumo y el empleo», enfatizó y dijo que pese a la difícil situación económico-financiera de la Provincia, el gobierno «está tomando decisiones para poner en marcha la rueda».

«Pese a las condiciones extremadamente dificultosas, nos pusimos el objetivo de poner a la provincia en marcha y a pesar de la deuda con proveedores y la deuda pública, tomamos una serie de decisiones que describió ayer el gobernador que permitieron empezar a la provincia en marcha», agregó.