Congelan precios vinculados a la salud pública

El gobierno bonaerense dispuso que no podrán modificarse los precios de los servicios de tratamiento, manipuleo, transporte y disposición de residuos patogénicos, ni de lavado, desinfección y planchado de elementos textiles y de ropa, colchones y almohadas sanitarias u hospitalarias de todos los rubros de atención de la salud que incluyan atención primaria, tratamiento o internación, consultorios ambulatorios y veterinarios, incluyendo laboratorios.

Mediante el decreto 251 publicado en el Boletín Oficial del distrito, el gobernador Axel Kicillof además determinó que los precios de esos servicios se deben retrotraer «al valor vigente al 6 de marzo de 2020, y no podrán ser aumentados durante un período de 90 días corridos», contados a partir de este viernes.

También se incluyó en la medida el congelamiento del valor de las bolsas y cajas de bioseguridad utilizadas para el traslado de residuos patogénicos hacia lugares de almacenamiento o tratamiento.

En los fundamentos del decreto se recordó que los residuos patogénicos son los desechos o elementos materiales que presentan características de toxicidad o actividad biológica que puedan afectar directa o indirectamente a los seres vivos, y causar contaminación; que sean generados con motivo de la atención de pacientes, así como también en la investigación o producción comercial de elementos biológicos.

Se apuntó que «en los establecimientos sanitarios y asistenciales se generan residuos patogénicos que poseen propiedades infecciosas causadas por la presencia de microorganismos patógenos y toxinas, utilizándose grandes cantidades de ropa de cama, de trabajo, mantelería, batas, fundas apoyacabezas, fundas cubre-camilla, entre otros insumos, para atender las necesidades de las personas que se deben tratar por cuestiones de salud y para poder reutilizarlas se las debe higienizar correctamente».

«Que un manipuleo y tratamiento inadecuado de esos residuos y de la ropa de mediano y alto riesgo sanitario, como así los productos químicos utilizados, pueden provocar diversos perjuicios al ambiente, a la salud de los trabajadores, de los pacientes y de la comunidad en general», se añadió.

Se destacó que «corresponde al gobierno provincial garantizar el acceso sin restricciones a los bienes y servicios esenciales, especialmente aquellos tendientes a la protección de la salud individual y colectiva que pudieren verse afectados por la situación de emergencia sanitaria desencadenada por la pandemia, a fin de preservar el derecho a la vida».

«A los efectos de garantizar el ininterrumpido acceso a los bienes y servicios mencionados, y a fin de evitar la configuración de prácticas especulativas y/o distorsivas que atenten contra los fines perseguidos, resulta conveniente establecer el mantenimiento de los precios vigentes al 6 de marzo de 2020», concluyó el decreto.