La oposición bloqueó la ley de alquileres

El interbloque de senadores nacionales de Juntos por el Cambio se negó a debatir la constitucionalidad de una docena de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) emitidos durante los gobiernos de Alberto Fernández y Mauricio Macri y bloqueó el tratamiento de los proyectos de ley sobre Alquileres y de Educación a Distancia.

Juntos por el Cambio abandonó en la tarde del jueves la sesión por videoconferencia que se realizaba en la Cámara alta, tras haber impedido -junto a algunos aliados del Interbloque Federal- el tratamiento de los proyectos de ley sobre Alquileres y sobre Educación a Distancia.

«Nosotros no estamos para convalidar la música que ustedes tocan en la cubierta del Titanic», dijo el presidente de esa bancada, el radical formoseño Luis Naidenoff, antes de desconectarse del sistema remoto, junto con los otros 24 integrantes de Juntos por el Cambio.

Naidenoff acusó al oficialismo de «romper el acuerdo de discutir temas por unanimidad y vinculados con la pandemia», afirmó que Juntos por el Cambio «no va a afectar con música ajena los intereses de la Argentina» y sentenció: «Aunque ustedes tengan mayoría, quizá tengamos algunas herramientas y hoy lo demostramos negándoles los dos tercios».

El senador formoseño se refirió así al hecho de que las iniciativas de alquileres y de educación a distancia, que no habían cumplido los 7 días reglamentarios para habilitar el debate en el recinto.

El Reglamento de la Cámara alta establece que un proyecto que no tenga una semana de dictaminado sólo puede ser debatido gracias al voto de los dos tercios de los legisladores presentes.

A la hora de habilitar la votación, el Frente de Todos logró juntar 42 votos, mientras que la oposición sentó a 29: 25 de Juntos por el Cambio, tres del Interbloque Peronista Federal (Juan Carlos Romero, Clara Vega y Carlos Reutemann) y la representante del Movimiento Popular Neuquino (Lucila Crexell).

La vicepresidenta del bloque del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, calificó de «bochornosa» la votación y acusó a la oposición de «no estar a la altura de las circunstancias».

«Es muy caro a la democracia y a la forma que tenemos en este Senado», dijo y lamentó que la oposición «no quiera tratar leyes que tienen que ver con alivio para los argentinos».

Naidenoff anunció la postura de la oposición cuando comenzaban a debatirse diez DNU firmados por el presidente Fernández. Entre ellos, figuraba el que amplía las facultades del jefe de Gabinete para reasignar partidas presupuestarias sin límite, en el marco de la pandemia por coronavirus.

También fueron incluidos dos decretos firmados por Macri: uno que transfería las escuchas judiciales de la Procuración General de la Nación a la Corte y otro que lo refrendaba en la designación de jueces al frente de la dirección de ese instrumento.

«Ojo con la cuarentena y con la pandemia porque así como todos acompañamos las medidas de aislamiento, de restricciones, estamos al límite del quebrantamiento del Estado de derecho. Y guarda con la impronta autoritaria que existe en cada rincón del país», finalizó Naidenoff.

Más tarde, el interbloque emitió un comunicado en el que argumentaron que se retiraban «de la sesión, en rechazo a maniobras que implican la vulneración de una normativa emanada por la Presidencia del Senado y avalada por Resolución del pleno».

Además, acusó al oficialismo del «intento de avasallamiento institucional de imponer una agenda única a todos los bloques sin los consensos ni debates necesarios que demandan asuntos especialmente sensibles y trascendentes».