Perú quedó cerca de los 250 mil contagios

El reporte oficial estableció que en las últimas 24 horas en Perú hubo 3.480 contagiados de coronavirus, con lo que llegó a 244.388 en total, y 204 decesos, la segunda peor marca desde el inicio de la pandemia, con lo que ya son 7.461 los fallecimientos, aunque las autoridades afirman que la propagación está remitiendo.

La cifra de contagios de la última jornada ubica a Perú, el segundo en contagios del subcontinente, detrás de Brasil, muy cerca de alcanzar a España, por ahora sexto en el ranking global de casos, con 245.268.

Sin embargo, los contagios diarios volvieron a descender por segunda jornada consecutiva al sumar 3.480 contagios nuevos, una de las cifras más bajas de las últimas semanas.

De las casi 22.000 pruebas realizadas el miércoles, el 16% salieron positivas, lo que es el valor más bajo desde hace varias semanas e indicaría que la propagación del virus está remitiendo como afirman las autoridades.

Actualmente el promedio de contagios a nivel nacional por cada persona infectada es menor a uno, según anunció este jueves el presidente de Perú, Martín Vizcarra, al inaugurar un hospital de campaña con 100 camas en Pucallpa, capital de la amazónica región de Ucayali, en la frontera de Perú con Brasil.

«La estrategia está funcionando y eso nos permite de manera gradual y progresiva iniciar las actividades económicas», manifestó Vizcarra al confirmarse que los centros comerciales reabrirán a partir del lunes 22.

Aunque la reapertura de estas instalaciones estaba prevista para más adelante, el Gobierno aceleró la puesta en marcha de centros comerciales ante la presión de los sectores económicos y de miles de vendedores de galerías comerciales que hacían venta ambulante por las calles de Lima en las últimas semanas.

La cuarentena en Perú, que va camino de los 100 días, comenzó el 16 de marzo con condiciones muy estrictas pero se fue flexibilizando paulatinamente ante la necesidad de millones de personas de volver a sus actividades, ya que el 70 % de la población económicamente activa (PEA) trabaja de manera informal.

El confinamiento seguirá cada vez más flexible hasta el 30 de junio, cuando está previsto que se reanude el transporte interprovincial de pasajeros y probablemente también internacional, con la reapertura de las fronteras, que llevan tres meses cerradas.