Espionaje: rechazan excarcelar al detenido por espiar a CFK

Alan Ruiz

El ex jefe de Operaciones Especiales de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Alan Ruiz, seguirá en prisión preventiva en el marco de la causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la ex presidenta y actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de que le fuera rechazado su pedido de excarcelación.

La decisión fue adoptada por el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge, quien sostuvo que el ex espía «habría llevado a cabo su actividad ilícita desde el propio organismo del Poder Ejecutivo, en función de ocupar un rol como alto funcionario de la Agencia Federal de Inteligencia«, según la resolución judicial.

Ruiz contó con «recursos humanos, técnicos y gran cantidad de vínculos que podrían ser aprovechados para impedir la obtención de distintas pruebas para demostrar la maniobra en toda su magnitud y alcance», agregó el juez, en el marco del expediente en el que se investiga supuesto espionaje durante el gobierno de Mauricio Macri.

 

 

En la misma resolución Auge dispuso abrir un incidente para evaluar la posibilidad de otorgar la prisión domiciliaria al acusado, que había solicitado ese beneficio si no prosperaba la excarcelación.

El ex espía Ruiz fue detenido el fin de semana y el lunes prestó declaración indagatoria en la que confirmó que había participado en las maniobras de inteligencia realizadas en relación al Instituto Patria y al domicilio de la ex mandataria, aunque sostuvo que fueron hechos en un marco de legalidad como tareas de “vigilancia” ante amenazas de atentado volcadas en un expediente judicial.

El fallo del juez Auge tuvo en cuenta la posición de los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide quienes habían asegurado que “existen peligros procesales que justifican mantener la medida de coerción dispuesta” sobre el imputado Ruiz.

 

 

“Respecto del delito que se le imputa, cabe mencionar que el nombrado coordinó un grupo de agentes que actuaron bajo sus directivas, dentro del área de Contrainteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia, quienes se dedicaron a obtener información, realizar observaciones, producir inteligencia y almacenar datos sobre distintas personas, por el solo hecho de su pertenencia político partidaria, social, sindical y cultural”, habían señalado los fiscales.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal también sostuvieron que, al ser descubiertos, los espías “intentaron darle apariencia de legalidad a esas actividades prohibidas que habían realizado y para ello elaboraron, rubricaron y utilizaron documentos ideológicamente falsos simulando que aquella actividad había sido realizada en cumplimiento de órdenes de investigación recibidas en causas judiciales”.

Al justificar el mantenimiento del encierro preventivo, los fiscales habían señalado que los hechos investigados son “de notoria gravedad institucional” y “denotan maniobras ilícitas complejas, que implicaron el uso y disposición de grandes cantidades de recursos del Estado para su comisión, a los que Ruiz tuvo acceso hasta no hace mucho tiempo”.