Nuevo hospital en suelo bonaerense

El presidente Alberto Fernández encabezó el acto de apertura del Hospital General de Agudos Doctor René Favaloro, ubicado en el partido bonaerense de La Matanza y que será destinado a la atención de pacientes con COVID-19.

«Es muy difícil de entender que nadie haya puesto en marcha un hospital construido y que alguien haya prescindido de un hospital de esta magnitud», indicó el primer mandatario respecto al hospital de La Matanza.

«Me pone muy contento ver terminado ese hospital. Es un orgullo de los que seguimos reinvindicando al Estado. Esto es un ejemplo de decisión y de perseveración. La decisión de Cristina de construirlo en ese momento. Y nuestra decisión de decir: Esto no puede ser un edificio abandonado», remarcó.

El primer mandatario participó mediante una video conferencia desde la Residencia de Olivos.

Por su parte el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró durante la inauguración que si el Gobierno no hubiera ampliado el sistema sanitario hoy estaría «desbordado» en la Provincia.

«Si no hubiéramos tomado la responsabilidad de ampliar el sistema de salud, hoy lo tendríamos desbordados. Me enorgullece en trabajo que se hizo. Es lo que impidió una desgracia muchísimo mayor», expresó el mandatario bonaerense.

«Mirando los contagios de Madrid se veía el crecimiento exponencial de los casos entre enero y marzo. Nadie está preparado para recibir un impacto de esta magnitud», comentó Kicillof.

«Nosotros tenemos que seguir pensando lo importante y trascendente de la decisión que tomó usted como presidente de llevarnos al cuidado de la salud como bandera. Eso impidió que en cortísimo tiempo estuviésemos abajo del agua», le remarcó el gobernador al Presidente.

«Hoy estamos en un hospital que expande la cantidad de camas para atención a los enfermos de Covid en el momento preciso en que necesitamos que eso ocurra. Este hospital durante 4 años fue un monumento al abandono y a la desidia y no fue saqueado gracias a Magario y Espinoza. Es imperdonable lo que pasó», subrayó.

«Esto no es magia. Es un trabajo intenso e incansable que se ha hecho. Esto da esperanza desde el punto de vista de la salud y de la reconstrucción que vamos a hacer en la Provincia y en el país», consideró Kicillof, quien agradeció tanto al primer mandatario como a su vice, Cristina Kirchner.

El centro de salud situado en la localidad de Rafael Castillo cuenta con 144 camas de internación general y 14 de terapia intensiva, un sector de guardia con atención las 24 horas, seis shock rooms para urgencias, guardia pediátrica y servicios de apoyo como laboratorio, diagnóstico por imágenes y consultorios externos.

Del acto participarán de modo presencial el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Obras Pública, Gabriel Katopodis; el gobernador Kicillof, y el intendente local, Fernando Espinoza.

Asisten además, de forma remota, los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; y del intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro.