Ordenan al Banco Provincia a cesar los descuentos a una víctima de estafa telefónica

La justicia Civil y Comercial de La Plata dictó una medida cautelar “innovativa” y  ordenó al banco Provincia de Buenos Aires que frene los descuentos a una presunta víctima de estafa telefónica de la localidad platense de Los Hornos, según confirmaron fuentes judiciales.

Un hombre denunció en sede penal que fue víctima de un engaño telefónico. Mediante la modalidad delictiva “cuento del tío”, le vaciaron su cuenta sueldo, le robaron sus datos personales y sacaron un préstamo bancario de $153mil sin su consentimiento.

La víctima notificó de la situación a la entidad bancaria que, pese a las explicaciones del denunciante, comenzó a descontar las cuotas del préstamo, obviando que está en curso una causa penal por “estafa” que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción 9 de La Plata.

Ante este panorama presentó un pedido de amparo y el juez Carlos Catoggio, titular del Juzgado Civil y Comercial 25 de La Plata hizo lugar a la medida y ordenó a la entidad bancaria que frene el cobro del préstamo por el plazo de 90 días.

El magistrado evaluó que la crisis de COVID-19 exacerbó la vulnerabilidad y la discriminación hacia sectores menos protegidos de la sociedad. En las línea destacó profundas desigualdades económicas y sociales que requieren atención urgente.

“En especial los consumidores o usuarios, los que resultan ser sujetos pasibles de aprovechamientos y/o estafas como la denunciada en autos, situación ésta que resulta de público y notorio en la realidad diaria y cotidiana” agregó el juez.

Catoggio agregó que “una de las innumerables formas de phishing lo constituye el Vishing, es similar al phishing tradicional pero el engaño se produce a través de una llamada telefónica, prima facie constituiría el supuesto objeto de la exposición de los hechos de la cautelar”.

“Los daños causados por el phishing oscilan entre la pérdida del acceso al correo electrónico a pérdidas económicas sustanciales. Hay varios programas informáticos anti-phishing disponibles” señaló el magistrado, y agregó que “una de las obligaciones primordiales del Banco, que constituye el presupuesto básico de los servicios que ofrece, es que éstos sean brindados, tanto cuando se lo haga en forma personal como cuando lo sea por medio de elementos mecánicos o electrónicos, con total seguridad para el cliente”.

Para otorgar la cautelar, el juez Catoggio ponderó que en el caso «la prestación remota de servicios, enfocado, en la red de cajeros automáticos por la cual presuntivamente se obtuvo por terceras personas un crédito e inmediata transferencia a terceros” según se corrobora con prueba documental aportada por el denunciante.

“No está de más recordar que los servicios ofrecidos por cualquier Banco inciden directamente sobre el patrimonio del usuario, tanto en sus operaciones pasivas como en las activas” concluye la resolución.