Casación Penal acató el traslado de tres jueces

La Cámara Federal de Casación Penal acató los decretos del Poder Ejecutivo que hacen cesar en sus cargos a los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y al miembro del Tribunal Oral Federal 7 German Castelli, adonde habían sido trasladados por decreto del expresidente Mauricio Macri, y a la vez dispuso el término de las subrogancias que ejercían los jueces que reemplazaron a estos magistrados en sus juzgados originales.

La decisión fue adoptada a través de la resolución número 272/2020, en su carácter de Tribunal de Superintendencia de los jueces federales, que preside Angela E. Ledesma, como presidenta de la Cámara, y conformada por Ana María Figueroa, Guillermo J. Yacobucci, Eduardo R. Riggi y Mariano H. Borinsky, titulares de las cuatro salas que la integran.

En el primer caso, por unanimidad, el Tribunal decidió aceptar los decretos 750, 751 y 752 del Poder Ejecutivo Nacional, publicados en el Boletín Oficial el jueves, por el cual se dejó sin efecto los traslados de Bruglia, Bertuzzi y Castelli, que habían sido dispuestos en 2018 por decreto de Macri sin acuerdo del Senado de la Nación, que ayer se expidió en rechazo de los traslados.

En la misma resolución, el Tribunal se pronunció por la finalización de las subrogancias que ejercían los jueces que habían reemplazado a estos magistrados en sus juzgados originales, «sin perjuicio» de que sean los suplentes quienes concluyan «los juicios orales en trámite, asegurando una adecuada administración de justicia», según señaló.

En este caso, la decisión se adoptó por el voto mayoritario de Ledesma, Borinsky y Figueroa, quienes se inclinaron por hacer cesar las subrogancias, mientras que Yacobucci y Riggi, según fuentes judiciales, se pronunciaron por limitarse a «elevar» esta situación a consideración de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

De este modo, los jueces cuyos traslados se dejan sin efecto deberán ahora volver a sus cargos anteriores: Bruglia al Tribunal Oral Federal 4 de Comodoro Py, Bertuzzi al Tribunal Oral Federal 1 de La Plata y Castelli al Tribunal Oral Federal 3 de San Martín.

Como parte del trámite, el Consejo de la Magistratura había notificado hoy a la Cámara Federal de Casación, que es la autoridad administrativa de los jueces federales, la decisión del Senado de suspender los traslados dispuestos por un decreto del entonces presidente Macri.

El decreto 750/2020, que deja sin efecto el 278/2018, establece que el traslado de Bruglia del Tribunal Oral Federal 4 de la Capital Federal a la sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal «no había completado el procedimiento» previsto en la Constitución Nacional, «ni se ajustaba a los parámetros estatuidos por la Corte Suprema en las Acordadas 4/18 y 7/18».

De la misma forma, el decreto 751/2020 suspende el 902/18, que dispuso el traslado del juez Germán Castelli del Tribunal Oral Federal 3 de San Martín, en la provincia de Buenos Aires, al Tribunal Oral Federal 7 de la Capital Federal.

Y el decreto 752/2020 deja sin efecto los 438/10 y 835/18 que dispusieron el traslado del juez Pablo Bertuzzi del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Plata al Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 de la Capital Federal, y de éste a la sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal.

Los jueces cuyos traslados fueron dejados sin efecto hicieron distintas presentaciones para revertir esta situación ante la Corte Suprema, que aún no se pronunció.