Polémica en Laprida por el llamado impuesto alfajor

El bono a los empleados municipales anunciado por el municipio de Laprida levantó polémica. Lo llama el impuesto alfajor por cuanto su monto equivale a lo que cuesta en promedio una de esas golosinas. Se trata de una contribución única de 35 pesos por usuario a las empresas y del mismo valor por hectárea a los productores agropecuarios con más de 400 hectáreas. Con ello financiarán el bono que significará una erogación de $7 millones, informaron.

Desde la oposición de Juntos por el Cambio, que deberá tratar el proyecto que crea la contribución en el Concejo Deliberante, propondrán, en cambio, destinar el aguinaldo que deberán cobrar en diciembre los concejales y funcionarios del gabinete municipal, para financiar el bono estímulo que el Municipio pagará en noviembre a los empleados municipales y el personal esencial ($12.000 y a su vez habrá un segundo plus de $5000, completando $17.000 solo para el personal esencial).

Desde Cambiemos, afirman que esto se da en una «situación económica desfavorable para la mayoría de los contribuyentes», y sostienen que «es importante buscar alternativas de financiamiento que no incrementen la presión tributaria». La iniciativa se presenta este martes a través de un proyecto de resolución en el Concejo Deliberante.

Por su parte, el intendente Pablo Torres (PJ) recogió el guante y recordó que él ya dona parte de su dieta. «Nunca lo dije porque me parece que no hay que hacer bandera con esto, pero ante la aparición de «indignados» que (por negarse a poner $ 35 para premiar a nuestras trabajadoras y trabajadores esenciales) reclaman que los políticos locales se bajen el sueldo, voy a tener que decirlo: el 10 de diciembre cuando asumí, puse por decreto un tope a mi sueldo de intendente. Eso implicó una rebaja del 30 % de mi salario. Hoy mi salario es el 40 % menos del que podría cobrar. Devuelvo al Municipio $100.000 por mes, es decir a lo largo del año entregaré al Municipio $ 1 millón doscientos mil», señaló.

Y agregó: «Nunca lo anuncié, nunca puse un cartelito en Facebook, nunca lo dije en ninguna nota de prensa, no me parece que sea algo que uno deba andar diciendo ni proponiendo: escribí una nota, fui a la Dirección de Personal, la presenté, y listo».

«No voy a comprometer el sueldo de las y los funcionarios porque ganan poco en comparación al trabajo y la dedicación que le ponen. Trabajan 12, 14 o 16 horas diarias. No tienen sábado ni domingo, y les doy de vacaciones 5 días por año. Un director gana $60 mil, un secretario $90 mil ¿Quieren que le baje el sueldo a la Secretaria de Salud, a los Directores del hospital, a la Directora de APS y a otros 20 funcionarios que se han roto el traste durante estos seis meses de pandemia?», preguntó.

De avanzar la propuesta opositora, según Torres, sería menos dinero el bono a recibir por parte de los municipales. También que la oposición no aportó un Fondo de Emergencias. En ese sentido, explicó: «Si el bono se pagara con el aguinaldo de los funcionarios cada municipal recibiría $ 4000, es decir un tercio de lo que planteamos para los no esenciales y menos de un cuarto de lo que planteamos para los que nos cuidaron con esmero y dedicación. El problema es ideológico, el dinero de la Tasa para el bono es mínimo (y más mínimo aun si se lo compara con el aporte anual que hace el intendente). O sea, la cháchara anti-política suena bien, pero cuando vamos a la realidad se ve que es sólo cháchara».

«Y si le agregamos que los mismos que proponen donar el aguinaldo se han negado durante 13 años a aportar el 1.5 % de sus salarios para el Fonde de Emergencias en Salud, al que sólo aportamos los funcionarios y los concejales peronistas y que permitió que se compraran prótesis para personas con graves problemas de salud durante estos 13 años, nos damos cuenta que los que queremos hacer las cosas no proponemos, hacemos. Espero que los concejales de la oposición mañana lunes en la mañana presenten la nota de la donación de sus aguinaldos en la Dirección de Personal, con ese aguinaldo no alcanzarán a cubrir lo que no aportaron al Fondo de Emergencias en Salud durante estos 13 años (es menos de la mitad de lo que ya donaron los funcionarios y concejales peronistas), pero al menos será un gesto de resarcimiento. Ese monto sugiero que lo destinen (si la donación se produce) al Fondo de Emergencias en Salud asi adquirimos algunas prótesis para lapridenses que pueden llegar a necesitarlas», finalizó.