Ezequiel Galli cuestionó el intento de toma en Olavarría

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, cuestionó el intento de toma del edificio de la Municipalidad ocurrido en las últimas horas por parte de militantes de la agrupación Mesa de Emergencia, que realizó una sentada exigiendo una solución al déficit habitacional, y dijo que si es necesario se presentará personalmente en la Justicia.

«La Justicia está revisando cámaras de seguridad e hicimos la denuncia porque hubo daños al patrimonio municipal, al edificio, así que si tengo que hacer la denuncia personalmente lo voy a hacer porque hay que respetar la propiedad del Estado y la privada», dijo el jefe comunal en declaraciones a radio Mitre.

El martes, un grupo de personas que integran la denominada Mesa de Emergencia, integrada por organizaciones sociales y sociedades de fomento, ingresó al hall del Palacio Municipal de Olavarría para exigir soluciones habitacionales al intendente.

La misma agrupación acampa hace más de 20 días por el mismo tema frente al edificio municipal.

«Tenemos hace 21 días una carpa en la puerta de la municipalidad, con reclamos habitacionales por parte de siete familias. Esta vez entraron, hicieron una sentada y dijeron que se iban a quedar hasta que yo los atienda, yo lógicamente por extorsión no iba a atenderlos. Tuvimos momentos muy tensos», explicó el jefe comunal.

Galli precisó que la policía y el fiscal de turno invitaron «a retirarse pacíficamente» a los manifestantes, pero que no respondieron, y dijo que el reclamo «se terminó mezclando con otra marcha, por un tema policial» que terminó en un desalojo por parte de la fuerza, en el que se rompieron vidrios y arrojaron piedras.

Para el intendente, en el reclamo «tuvo que ver la toma de tierras, ya que hemos evitado algunas usurpaciones de tierras privadas y públicas y no vamos a ceder ante este tipo de acciones».

«Es preocupante y tenemos que estar muy firmes», dijo aunque reconoció que tras el momento de tensión, parte de su equipo «abrió una puerta al diálogo» con miembros de esa agrupación.

Galli remarcó que lo mismo sucedió esta mañana en la Municipalidad de Junín, con el intendente Pablo Petrecca, también del PRO, cuando un grupo de manifestantes se presentó en la sede de la comuna para pedir por mejores condiciones de trabajo.

El intento de toma en Olavarría generó el repudio por parte del arco político de Juntos por el Cambio.

La presidenta del PRO Nacional, Patricia Bullrich, expresó en un comunicado «su más enérgico repudio y ferviente condena a la acción realizada por un grupo de personas, presumiblemente miembros de movimientos sociales, que el día de ayer ingresaron al palacio comunal para tomar el lugar».

Bullrich indicó que al frente de esas acciones «estarían dirigentes del Movimiento Guevarista y la Mesa de Emergencia donde, según varias informaciones, participan referentes locales que responden al dirigente social Juan Grabois».

El hecho también fue repudiado por intendentes de Juntos por el Cambio como Jorge Macri (Vicente López), Julio Garro (La Plata) y Martin Yeza (Pinamar), y por el presidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo, quien también relacionó el conflicto con el dirigente Grabois.