La lluvia trajo alivio al cultivo de cebada en campos bonaerenses

Las precipitaciones registradas está semana en los campos de la provincia de Buenos Aires mejoraron la oferta hídrica de las 779.500 hectáreas sembradas de cebada.

En el sur bonaerense, «el cultivo inicia su espigazón bajo una condición hídrica entre óptima y adecuada tras registrar precipitaciones de hasta 80 mm el pasado domingo», según un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El relevamiento indicó que «actualmente, el 96% del área posee una condición de cultivo entre buena y normal».

«Sin embargo, dicha región informó heladas durante la madrugada del 15 y del 21 del corriente mes, lo cual podría repercutir negativamente sobre la formación de los rendimientos», destacó la entidad bursátil.

En la Cuenca del Salado se sembraron 12.500 hectáreas de cebada, en el sudeste 390.000; en el sudoeste bonaerense y sur de La Pampa 220.000; en el centro 65.000, y en el oeste bonaerense y norte de La Pampa 92.000, se precisó.