Copa Libertadores: River y Racing se metieron en cuartos de final

River Plate se clasificó este martes para los cuartos de final de la Copa Libertadores tras vencer por 1 a 0 a Athlético Paranaense, con el que había empatado 1 a 1 en el cotejo de ida en Brasil, ofreciendo una lucida actuación que no se plasmó con más amplitud en el arco rival por la gran actuación del joven arquero suplente visitante Bento.

El empate en el partido de ida jugó en la cabeza de los protagonistas y pareció que en similares proporciones, pero hasta River surgió como el más preocupado, ya que su rival llegó a este encuentro inclusive más diezmado que en el de Curitiba, ya que en las últimas hora previas sumó un total de 15 casos de coronavirus en su plantel.

De hecho, sin la posibilidad de contar más que con el joven Bento, de 21 años, como único arquero, el tercero en el orden de preferencias del técnico Paulo Autuori pero esta vez más primero que nunca, porque ni siquiera tuvo suplente, el conjunto brasileño tuvo en su guardavallas a su mejor figura.

Y esto fue así porque River repiqueteó durante toda la tarde-noche de Avellaneda sobre el área de «rojinegra» en pos de la conquista que le diera tranquilidad, ya que su rival necesitaba imperiosamente un gol para que el 0-0 no lo terminara dejando afuera.

Pero tal como sucedió en la ida, River fue y fue pero siempre falló en la puntada final, esencialmente por la impericia de sus delanteros y volantes, pero mucho también por la eficiencia del mencionado Bento.

Pero finalmente, y restando menos de 10 minutos para el final, el equipo de Marcelo Gallardo encontró de penal el pasaje definitivo a la próxima ronda con una ejecución que estuvo a cargo de Nicolás De la Cruz pero, como no podía ser de otra manera, entre el palo primero y Bento después le impidieron la conquista, hasta que en el rebote la zurda del oriental le terminó otorgando el merecidísimo triunfo a River.

Racing eliminó a Flamengo en los penales

Racing Club se clasificó en el estadio Maracaná para los cuartos de final de la Copa al vencer 5,a 3 en definición por tiros penales al vigente campeón, Flamengo, luego de igualar 1 a 1 en los 90 minutos regulares.

La «hazaña» que había pronosticado el entrenador Sebastián Beccacece se cumplió tras el segundo 1 a 1 de la serie de 180 minutos y un penal atajado por la figura de la cancha, Gabriel Arias, el cuarto de los brasileños.

Arrancó mejor Flamengo. Se convirtió en el claro protagonista del partido desde el inicio con mayor actitud que su rival.

El equipo conducido por el técnico Rogerio Ceni se paró sobre el campo rival y tuvo dos chances claras al inicio, pero no fue efectivo.

Racing perdió la mitad de la cancha, con poca marca, sin generación de juego y sin conexión entre mediocampistas y delanteros.

La segunda atapa volvió a mostrar al local como el dueño del trámite del partido, aunque sin tanta claridad como en los primeros 45 minutos.

El empuje del conjunto carioca le hizo generar varias jugadas de peligro, pero se topó con un gran rendimiento del arquero Gabriel Arias, la figura del partido, además de la ineficacia al momento de la definición.

Y cuando Flamengo parecía que iba a abrir el marcador, La Academia encontró un tanto tras un rebote en los pies del defensor Leonardo Sigali.

Sin embargo a los 47 minutos y tras un córner bien ejecutado por Diego, el mediocampista William Arâo, al que luego Arias le detendría el penal decisivo, logró conectar de cabeza para sellar el resultado final y llevar a su equipo a la definición por penales.

Y en esa instancia convirtieron Lisandro López, Matías Rojas, Leonardo Sigali, Carlos Alcaraz y Fabricio Domínguez.

La «Academia» enfrentará en cuartos de final de la competencia al ganador de la llave que conforman Boca Juniors e Internacional de Brasil.