«Esperamos en febrero la vacunación para docentes»

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, estimó que en febrero se podrá a comenzar a vacunar contra el coronavirus al personal docente y destacó que «en todo momento se puso como prioritario» a ese sector para que pueda realizarse en forma presencial el ciclo lectivo 2021.

«Todos quieren la mayor presencialidad posible y tenemos que ser justos en acompañar este momento tan complejo de la pandemia. Nada reemplaza la presencialidad, esa es una obviedad», añadió Cafiero en una entrevista con Radio 10.

El ministro coordinador planteó que «lo que se fija para este año es un inicio de ciclo lectivo», por lo que, subrayó, «entre todos tenemos que tratar de que estas fechas se puedan cumplir con presencialidad, aunque simultáneamente tenemos que evitar que la curva de contagios se dispare».

«Ahora hay todo un debate de vocación y voluntad del Gobierno, pero el Presidente ya en noviembre lo puso como prioridad, y tenemos expectativas de ya en febrero vacunar al personal docente», remarcó.

El ministro coordinador ratificó así los dichos del presidente Alberto Fernández, quien este sábado expuso que el dictado de clases es «prioritario» y aseguró que «en marzo» próximo se iniciarán las clases presenciales en las escuelas con «los cuidados del caso».

«Todos queremos que vuelva la presencialidad. No fue una decisión política o un capricho como a veces se intenta mostrar. Si podemos contener esta aceleración de casos y el plan de vacunación empieza a generar mayor masividad, el Gobierno en todo momento planifica que la mayor presencialidad posible se dé durante el mes de marzo», afirmó Cafiero, por otro lado, en una entrevista publicada por el diario La Nación.

El ministro coordinador remarcó que el Gobierno instrumentó «una estrategia de vacunación que se está cumpliendo» y recordó que «el viernes se terminó de recibir la segunda dosis de la primeras de las vacunas» Sputnik V.

«Argentina y Rusia tienen un contrato y se viene respetando. En el medio empezó esto de la mirada en el contexto internacional, que es parte del juego político y -en lo que- no hay que engancharse mucho», continuó.

En ese sentido, agregó: «Está la certeza de que nuestro país firmó un contrato de desarrollo de la estrategia de vacunación y que se está cumpliendo y se viene desarrollando conforme a lo que se planteó».

«Consiste en vacunar al personal de salud, primero a los terapistas. Luego avanzar con el resto del personal de ese sector, y a continuación con las fuerzas de seguridad y los docentes», precisó.

Fernández había afirmado este sábado que el Gobierno decidió que «vuelvan las clases con los cuidados del caso», por lo que dijo estar en condiciones de «confirmar que en marzo» se iniciará el ciclo lectivo.

«Le he pedido al ministro que el plan de estudios sea revisado para que en el transcurso de este año se puedan recuperar los contenidos que durante 2020 pudieron haber quedado soslayados producto de las restricciones», añadió el mandatario en una entrevista con el sitio Data Clave.

Asimismo, Fernández señaló que «el dictado de clases es un aspecto prioritario en este año: hay razones de desarrollo de los chicos que así lo exigen, pero también hay razones de desarrollo social que lo hacen imperativo, y perder un año de educación y conocimiento es muy grave para cualquier sociedad», destacó.

Consultado sobre el pedido realizado días atrás por el expresidente Mauricio Macri para la vuelta a clases presenciales en las escuelas, dijo que «el retorno a las aulas es una necesidad de toda la sociedad» y agregó que «muchos no lo entienden así. Convierten el problema en un acto de oportunismo electoral que se traduce en un mero discurso», añadió.

El jueves último, Macri publicó una carta en su cuenta de la red social Facebook en la que pidió la apertura de las establecimientos educativos en el inicio del ciclo lectivo 2021, al fundamentar que «desde noviembre pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende la necesidad de mantener las escuelas abiertas, porque se ha comprobado que los niños y adolescentes no son vectores principales de contagio».