Comienza el debate por el gas en la zona fría

La Cámara de Diputados debatirá en la sesión de este jueves el proyecto de ley que apunta a reducir las tarifas de gas en las denominadas zonas frías o de baja temperatura de distintos puntos del país para beneficiar a alrededor de tres millones de usuarios, tras haber obtenido hoy dictamen de mayoría con amplio respaldo en un plenario de comisiones.

La iniciativa presentada por el titular de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, obtuvo el respaldo de otras bancadas como Consenso Federal, Córdoba Federal, el Frente de la Concordia de Misiones, Justicialista y Unidad Federal para el Desarrollo, además del de algunos integrantes de Juntos por el Cambio.

En la comisión de Presupuesto y Hacienda el proyecto sumó 34 firmas a favor (5 de ellas en disidencia), 8 negativos, 1 abstención y 3 ausencias; en tanto que en Energía y Combustibles se contabilizaron 30 afirmativos (7 en disidencia), 1 abstención y 3 ausentes.

Resulto llamativa la diferencia de posiciones en Juntos por el Cambio, que registró el respaldo sin cuestionamientos de los jujeños Jorge Rizzotti (UCR) y Osmar Monaldi (PRO), y de los tucumanos José Cano (UCR) y Domingo Amaya (PRO); y el apoyo con disidencias de los mendocinos Omar de Marchi (PRO), Alfredo Cornejo y Jimena Latorre (UCR), y Sebastían García de Luca (PRO), entre otros.

En cambio, en la principal bancada opositora se expresaron en contra los porteños del PRO Carmen Polledo y Alejandro García, además de los bonaerenses Miguel Bazze (UCR) y Pablo Torello (PRO) y del misionero Luis Pastori (UCR).

Durante el debate, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller (Frente de Todos) destacó que «las zonas ambientales utilizadas por el Enargas fueron determinadas bajo normas IRAM 11603 del 2012. Se trata de un criterio absolutamente científico y objetivo».

Su compañera de bloque, Liliana Schwindt enfatizó: «Estamos haciendo justicia con usuarios de diferentes regiones del país para tener tarifas justas, por eso hay que destacar de este proyecto que es un reclamo histórico de las regiones que se incluyen».

Por Consenso Federal, su presidente, Alejandro ‘Topo’ Rodríguez consideró que «este es un proyecto fiscalmente muy responsable, la aplicación de la extensión del beneficio a usuarios que legítimamente lo necesitan, no implica ni un centavo adicional del presupuesto nacional».

Por su parte, el representante de Córdoba Federal, Paulo Cassinerio, señaló: «El proyecto beneficia a muchos cordobeses, hay zonas que hemos marcado que no fueron contempladas, por eso elevaremos informes al Enargas para que puedan ser incorporadas en un futuro beneficio».

José Luis Ramón, de Unidad Federal para el Desarrollo, consideró que «son 400 mil familias de Mendoza que van a tener la oportunidad de tener un alivio en la factura, teniendo la posibilidad de asignar el presupuesto familiar a otros temas que mejoren la calidad de vida».

El radical Rizzotti, que anticipó su acompañamiento al proyecto, remarcó: «Lo que pretendemos con este acompañamiento es que quienes gozan de este beneficio lo sigan haciendo pero que se incorporen nuevos pueblos dentro de los departamentos de Humahuaca, Tilcara y Tumbaya a este beneficio de las tarifas».

Deja un comentario