Piden prisión preventiva para Keiko Fujimori; Castillo ya festeja

Con el escrutinio del balotaje presidencial de Perú a punto de terminar y con el docente y sindicalista de izquierda Pedro Castillo a la cabeza por estrecho margen, la Fiscalía anticorrupción pidió este jueves la prisión preventiva de la otra candidata, la exlegisladora de derecha Keiko Fujimori, quien pidió anular 200.000 votos ya convalidados en el conteo.

Con muy pocas actas por contabilizar, Castillo se proclamó ganador esta semana y rechazó los intentos del fujimorismo de poner en duda los resultados, un mensaje que apoyaron sus aliados, como la excandidata presidencial Veronika Mendoza y figuras de la sociedad, como el cardenal Pedro Barreto, arzobispo metropolitano de Huancayo y primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana.

«Las fuerzas democráticas debemos rechazar las actitudes antidemocráticas. Necesitamos esperar los resultados finales con responsabilidad y garantizar una transición ordenada y rápida para encarar los problemas de fondo», pidió Mendoza, aliada de Castillo, citada por la agencia de noticias Andina.

El miembro del clero, en tanto, fue más duro con la candidata fujimorista y su partido, Fuerza Popular.

“El poner en duda, como se ha escuchado en algún momento de fraude, de golpe de Estado, en fin, de varias cosas más, es irresponsable y que no podemos aceptar; somos un país democrático y la democracia exige que cualquiera de los dos candidatos acepte la voluntad popular”, dijo el obispo a la prensa, tras vacunarse con la segunda dosis contra el coronavirus.

Según el último boletín de la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (ONPE), aún quedan por contar cientos de actas. Sin embargo, hace días que Castillo se mantiene primero, con un estrecho margen, pero sin moverse demasiado.

Con 100% de las actas procesadas y 99,255 % computadas, Castillo está a la cabeza con 8.800.486 votos (50.199%) frente a Fujimori, que suma 8.730.712 (49.801%), según la página web de la ONPE.

Frente a lo que parece una tendencia irreversible del escrutinio, Fujimori, quien ya había denunciado «indicios de fraude» al principio de la semana sin presentar pruebas, anunció que impugnaba unos 200.000 votos ya contados.

«Fuerza Popular está presentando acciones de nulidad de 802 mesas a nivel nacional» ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), anunció a última hora de ayer la candidata en una conferencia de prensa.

Pero la estrategia del fujimorismo no arrancó bien en la Justicia. El primer recurso de nulidad, planteado por la excongresista Milagros Takayama, en Cajamarca, fue declarado improcedente.

Pese a que la calma primó en las últimas horas en las calles en Lima, un anuncio del Poder Judicial sacudieron un poco más el escenario político.

El fiscal anticorrupción de Perú, José Domingo Pérez, miembro del equipo especial Lava Jato, le pidió al juez Víctor Zúñiga que revoque la libertad condicional a Keiko Fujimori y le imponga prisión preventiva, reportó el diario limeño El Comercio, que publica un facsímil del requerimiento fiscal.

La excongresista está acusada del delito de lavado de activos y, según el fiscal, viene incumpliendo las reglas impuestas por una sala superior, en la resolución que dispuso su excarcelación en 2020, como la de comunicarse con testigos vinculados al caso de los presuntos aportes ilícitos a sus campañas 2011 y 2016.

“Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales”, sostuvo el requerimiento.

El fiscal utilizó como prueba la conferencia de prensa de anoche en la que la candidata presentó a Torres como abogado y vocero político de la persona jurídica Fuerza Popular, su partido.

Deja un comentario