La comida chatarra deja secuelas por herencia

Un estudio realizado en ratones, llevado a cabo por un equipo de biólogos y médicos de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), determinó que una alimentación rica en grasas por parte de los progenitores afecta directamente la salud y el peso corporal de sus descendientes. Tras pruebas y experimentos realizados con roedores, los investigadores encontraron que los hijos cuyos padres consumieron durante su vida adulta “comida chatarra”, aumentan de peso rápidamente hasta alcanzar niveles elevados, incluso sin haber ingerido nunca…

Lee mas