Los Juegos en la era de la tecnología

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 se preparan para estar a la altura de los tiempos que corren en el campo de la innovación tecnológica y buscan sorprender a los fanáticos a nivel mundial, con novedades que van desde sensores que controlan en tiempo real el rendimiento de cada atleta, pasando por una aplicación para conocer la historia médica de todos los competidores y hasta un enorme despliegue de iluminación LED ecológica, entre otras cosas.

Desde Londres 2012 hasta hoy, la tecnología avanzó a pasos agigantados y se transformó en parte de la vida diaria de la gente; por esa razón, en Río se emplearán algunas de esas innovaciones para mejorar el rendimiento de los atletas y hacer la experiencia de los espectadores, tanto en los lugares de competencia como a quienes los vean por televisión.

En los botes de canotaje y remo serán instalados dispositivos de tecnología GPS, que ayudará a los fanáticos a seguir las regatas en pantallas gigantes, en tanto que los atletas, jueces, entrenadores y prensa podrán conocer en tiempo real desde sus móviles, notebooks y tablets los resultados tras cada competición.

Asimismo, en voleibol y voleibol de playa será la primera vez que los equipos podrán usar videos para discutir o reclamar por una decisión del árbitro, ya que un segundo referí chequeará las imágenes en un monitor, al tiempo que las repeticiones serán mostradas en la pantalla gigante del estadio mientras se revisa la decisión arbitral.

En natación, en las pruebas de larga distancia, los competidores tendrán la ayuda de un contador de vueltas digital, sistema que fue utilizado por primera vez en el campeonato mundial de la especialidad en 2015 en Kazán, Rusia, y en el evento test de Río 2016 en mayo pasado.

El dispositivo, que será usado en los 800 y 1500 metros estilo libre, se ubicará en el fondo de cada carril, cerca del punto de retorno, y registrará la vuelta cuando el nadador toca un panel táctil sobre la pared.

Los competidores de arquería también serán alcanzados por las nuevas tecnologías, ya que se usará un sistema electrónico de puntuación compuesto de sensores de alta fidelidad, que reemplazará las decisiones del árbitro, y el resultado podrá ver de inmediato en una pantalla gigante.

El nuevo sistema identificará el punto exacto donde la flecha le dio al objetivo con un margen de error de apenas 0,2 milímetros, mucho más preciso que el ojo humano, y la puntuación aparecerá en la pantalla apenas un segundo después de que el lanzamiento haga blanco.

Por su parte, el tiro deportivo, que desde Beijing 2008 usa objetivos electrónicos, actualizará su sistema de puntuación para incorporar tecnología láser, reemplazando el sistema acústico, mientras que todas las armas utilizadas en Río tendrán adosadas etiquetas de radiofrecuencia, así los organizadores sabrán dónde están todo el tiempo.

Todos los deportistas participantes en Río tendrán un Registro de sanidad en línea, para que los médicos y entrenadores tengan acceso a toda la información de cada competidor, desde exámenes, pruebas de sangre, antecedentes médicos, operaciones y cualquier otro dato de interés que pueda ser de utilidad al momento de atender a cualquier atleta que lo requiera.

Por último, los organizadores de los JJ.OO estipularon que los estadios sean iluminados con LEDs durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y serán distribuidas unas 190 mil lámparas solamente entre los espacios de la Villa Olímpica y Paralímpica, la laguna Rodrigo de Freitas, las instalaciones polideportivas Carioca Arenas, el estadio de Maracaná y el Centro Paralímpico Brasileño.