Motovelero científico llegó a Bahía Blanca tras investigar el Mar Argentino

El motovelero científico Bernardo Houssay de la Prefectura Naval Argentina (PNA) llegó este miércoles al puerto de Ingeniero White, próximo a Bahía Blanca, luego de haber cumplido el objetivo de llegar, por primera vez en 30 años, al frente del talud, en la zona más productiva del mar argentino para hacer distintas investigaciones.

Tras 14 días de navegación y con 38 estaciones de muestreo recorridas en las regiones de El Rincón y Frente del talud, los científicos, técnicos y becarios del Instituto Argentino de Oceanografía (IADO) reunieron distintos materiales para investigaciones dedicadas a estudiar la dinámica de plancton y peces, en relación con la biología, la geología y la química de nutrientes, metales, materia orgánica y transferencia de toxinas.

Desde el Conicet de Bahía Blanca se informó a Télam que «del proyecto participaron científicos de las disciplinas de Oceanografía Biológica, Oceanografía Química, Ecología y Taxonomía de Zooplancton, y Química marina».

«La llegada del Houssay en este caso tuvo un significado especial ya que es que con la etapa de la campaña oceanográfica que culmina el IADO logró cumplir un nuevo objetivo: por primera vez en 30 años, y a bordo del emblemático motovelero, vuelve a trabajar en el “confín de la patria”, en la zona más productiva del mar argentino, el frente del talud», agregaron.

Por su parte el director del IADO, Rubén Lara, señaló que «ésta es una de las campañas más exitosas porque estamos pudiendo hacer cosas que hace rato no se pudieron hacer en la zona de Bahía Blanca que es llegar al frente del talud, en el límite de las 200 millas, es el confín de la patria del lado oceánico».

«Si bien trabajamos con colegas de Ushuaia y otros lugares del mar argentino, esta zona del Rincón y siguiendo hacia el talud es nuestro territorio», agregó.

Lara comentó también que «cuando se dice la primera vez en 30 años se refiere a nuestra región, al IADO en particular y a la región de estudios nuestra».

«Hay otros institutos como el Inidep de Mar del Plata que pasan por esa región pero depende de otro ministerio, tiene otros recursos y tiene tres barcos enormes donde ellos pasan por ahí como parte de su trabajo que incluye todo el mar argentino», comentó a Radio Universidad del Sur.

El director del IADO comentó que el buque Houssay durante los años 70 u 80 «llegaba al talud» pero debido a distintas situaciones históricas del país «no siempre había continuidad en cuanto a disponibilidad de barcos y si había uno había otras prioridades».

«Esos 30 años se refieren no a que no pasó nada porque otros institutos lo hicieron pero para nosotros IADO-Conicet Bahía Blanca es un volver a nacer para esa región», afirmó.

Según se indicó, luego de haber llevado a cabo dichos estudios el motovelero se apresta a llevar a cabo una campaña en la zona del Rincón que abarca desde la zona de Claromecó siguiendo por la costa hasta el Río Negro.

La embarcación, que tiene propulsión a vela y diesel, cuenta con 43,51 metros de eslora, 8,56 de manga y 4 de calada.

Cuenta con una capacidad para 30 científicos y con facilidades para realizar tareas de investigación con instrumental y equipamiento de última tecnología, un laboratorio húmedo con cámara frigorífica propia y un laboratorio seco.

La embarcación lleva el nombre de Bernardo Houssay en homenaje al destacado científico argentino, Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1947, quien fuera además el primer presidente del Conicet.