Guerrilleros de las FARC esperan el cese de las órdenes de detención para dejar las armas

Los guerrilleros de las FARC continuaban esperando la orden para determinar dónde se reunirán antes de dejar las armas, demora que podría estar relacionada con el hecho de que la justicia aún no levantó las órdenes de detención contra ellos.

El integrante del Estado Mayor del Bloque Martín Caballero, alias Fabio Borges, explicó que no han recibido «ninguna orden de las instancias superiores en el sentido de iniciar el traslado» a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) ni a los y Puntos Transitorios de Normalización (PTN) en los que deben reunirse.

«Podemos afirmar que no hay ningún traslado y que por ende las estructuras guerrilleras permanecerán en los puntos de preagrupamiento como hasta ahora», manifestó Borges, que acampa en un punto cercano a la aldea Conejo en las estribaciones de la Serranía del Perijá.

Mientras reciben esa orden, el guerrillero confirmó que mantienen el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, y siguen con sus actividades habituales en los campamentos con «una intensa actividad de pedagogía del acuerdo final y exhortando a las comunidades a organizarse para su implementación», reseñó EFE.

A su vez, el abogado español Enrique Santiago, asesor jurídico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo que la jefatura insurgente no entienden por qué las órdenes de captura no han sido levantadas, a pesar de que ya fue firmado el acuerdo de paz, que además fue refrendado por el Congreso. «Para iniciar el traslado (hacia las zonas de concentración) se necesita la suspensión de las órdenes de captura. Eso está en la página 185 del acuerdo y hay que pedirle a la Fiscalía que lo haga», dijo Santiago a la cadena de radio RCN.

«La lógica jurídica dice que los guerrilleros que anden por el país y tengan órdenes de captura serían capturados. Por eso es importante que el Estado actúe con celeridad sobre el cumplimento de los acuerdos», agregó el abogado, citó DPA.

Según el cronograma del acuerdo de paz, los cerca de 5.800 miembros de las FARC ya deberán estar concentrados en 27 sectores previamente establecidos 30 días después de la refrendación del acuerdo de paz por parte del Congreso, lo cual ocurrió el 30 de noviembre último.

El acuerdo de paz comenzó a implementarse al día siguiente de la decisión parlamentaria, e incluye el inicio, cinco días después, del traslado de los guerrilleros a las zonas donde se concentrarán.

Hasta ahora, el único trabajo que está avanzado es el campamento donde quedará la sede local del mecanismo de monitoreo, donde trabajará la comisión tripartita integrada por la ONU, el gobierno de Colombia y las FARC.

Por otra parte, el jefe del equipo negociador de las FARC, Iván Márquez, manifestó que su movilización a las zonas de reunión también está condicionada a que «estén despejados los caminos de obstrucciones jurídicas».

En este sentido, Borges indicó que están «esperando las orientaciones del secretariado para el traslado de las unidades».

«Dentro de lo que tenemos presupuestado no está el traslado a la zona mientras no exista la seguridad jurídica que la Ley de Amnistía entraría a resolver; todo el tiempo hemos trabajado con la idea de que primero estará lista la ley porque de lo contrario nos dejaría en un limbo jurídico», concluyó.