Protesta de médicos y acuerdo con judiciales bonaerenses

Los médicos del sistema de salud público bonaerense nucleados en Cicop, llevan adelante una jornada de protesta en todos los hospitales provinciales” a la espera de una nueva convocatoria oficial a negociar.

En ese sentido, ya convocaron a un congreso sindical para el viernes 6 de enero donde definirían nuevas huelgas en hospitales en caso de no haber alcanzado un acuerdo antes.

Los médicos calificaron de “irrisoria” la última oferta del Gobierno –de casi 2 por ciento para el último trimestre del año- y de “extorsiva” la posición oficial de condicionar una propuesta mejorada a la aceptación de la suba de 18 por ciento para 2017.

“Estamos esperando una convocatoria que hasta el momento no entendemos por qué el Gobierno no realiza”, dijo el presidente de Cicop, Fernando Corsiglia

Por su parte los trabajadores judiciales aceptaron, por amplia mayoría, la oferta salarial que les formuló el Gobierno bonaerense -consistente en una suba de 3,5 por ciento retroactiva a agosto-, por lo que a la Provincia solo le resta concluir la negociación con los médicos de Cicop para terminar el año con acuerdos cerrados con los principales sectores de trabajadores del Estado.

“Los afiliados valoraron que para el momento avanzado del año en que estábamos, lograr un 36 por ciento con retroactividad a agosto, fue lo mejor que estábamos en condiciones de conseguir” dijo Pablo Abramovich, titular del gremio sectorial, y señaló que se trata de una cifra que está “tres puntos por encima de la media de los acuerdos paritarios a nivel nacional”.

Asimismo, el dirigente destacó que “el Gobierno había arrancado la negociación a principios de año con la idea de fijar una pauta salarial de 25 por ciento y le arrancamos 11 puntos más”. El gremio, por su parte, había reclamado una recomposición del 45 por ciento anual para “no perder poder adquisitivo” frente a la inflación.

Los judiciales lograron también cerrar las negociaciones de este año sin acordar subas para el 2017, ya que el Gobierno les ofreció ahora unos puntos más si accedían a un esquema similar al que acordaron los estatales de ley 10.430 para el año próximo (18 por ciento en cuatro cuotas ajustables por inflación).

No obstante, el sindicato mantuvo su posición de negociar únicamente los aumentos de este año ya que, afirman, no están dispuestos a firmar “un cheque en blanco” al Gobierno para todo el año próximo.

La propuesta que aceptó la AJB implica un incremento salarial anual de bolsillo de 36 por ciento respecto de los montos vigentes a diciembre de 2015, para los niveles 8 al 19.5 inclusive.

El aumento se compone de un 29,9 por ciento al básico y un incremento de 6,6 puntos de la bonificación especial y compensación funcional (que se elevó del 38 al 44,6 por ciento), ya liquidado en los tramos anteriores.

Asimismo, se acordó la reapertura de las negociaciones salariales con el Ejecutivo el próximo 10 de marzo.