El Gobierno retomaría la obra de las represas patagónicas

El gobierno nacional confía en que el desarrollo de la audiencia pública que comenzará este jueves en el Congreso para debatir la factibilidad ambiental de la construcción de las represas Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic, en la provincia de Santa Cruz, será el paso final para pedir el levantamiento de la medida cautelar dispuesta por la Corte Suprema y comenzar con las obras.

Una vez que finalice la audiencia, comisiones especializadas de Diputados y del Senado emitirán un informe en un plazo no mayor a los 30 días -tal como precisa la ley de Obras Hídricas- y, con ello, las autoridades nacionales solicitarán a la Justicia que le permita iniciar los trabajos suspendidos desde diciembre.

Así lo indicaron a la prensa acreditada en el Senado fuentes de los ministerios de Energía y de Ambiente, que aclararon que, aunque las exposiciones no son vinculantes, si hubiera algún factor ecológico que no pueda ser soslayado se revisará la factibilidad de las obras.

De acuerdo con el plan de trabajo, las represas costarán aproximadamente 4.730 millones de dólares y deberían estar terminadas en 86 meses, empleando a alrededor de cinco mil trabajadores de la provincia.

El financiamiento de capitales chinos, que solventa 85 por ciento del proyecto, IVA incluído, está comprometido con lo que las fuentes mencionaron como “cross default” firmado por el gobierno de Cristina Fernández cuando adjudicó las obras.

Según esa herramienta, si se cae uno de los contratos financiados por el gobierno chino, se interrumpen los financiamientos de otros, como la modernización del Belgrano Cargas o del tren San Martín.

Las fuentes indicaron, además, que el acuerdo con China por el swap de monedas firmado en 2009 y renovado en 2014 y este miércoles, está atado también al acuerdo de “cross default”.

Sin embargo, tanto desde el Ministerio de Energía como desde el de Medio Ambiente afirmaron que la obra que pretenden iniciar “no tiene casi nada que ver con la proyectada inicialmente”.

Los especialistas remarcaron que se achicó el tamaño de los embalses, habrá una cota menor, menos maquinaria y, en una de las represas, se pasó de once a ocho turbinas y en la otra, a sólo tres.

El encuentro, cuya inscripción abierta cerró el miércoles, arrancará a las ocho de la mañana y continuará hasta agotar la lista de 116 oradores, entre los que se encuentran el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren; su par de Ambiente, Sergio Bergman, y un representante del gobierno de Santa Cruz, quienes abrirán la jornada.

A continuación, será el turno del presidente de la Comisión de Recursos Naturales de Diputados, el radical Mario Barletta; de su par del Senado, el porteño de Proyecto Sur Fernando ‘Pino’ Solanas; el de la Comisión de Energía de Diputados, el peronista Julio De Vido; y el de la del Senado, el representante del Movimiento Popular Neuquino Guillermo Pereyra.

También participarán representantes de organizaciones defensoras del medio ambiente, de asuntos indígenas, científicos, ingenieros y particulares, y están anotados para intervenir diputados y senadores.