Clara Anahí Mariani cumplió 42 años y no cesa su búsqueda

Clara Anahí Mariani, la beba secuestrada el 24 de noviembre de 1976 en La Plata luego de un feroz operativo militar, cumplió 42 años y es intensamente buscada para que se reencuentre con su abuela, María Isabel Chorobik de Mariani, Chicha; fundadora y extitular de Abuelas de Plaza de Mayo.

La niña fue apropiada por la dictadura en 1976, a los tres meses de vida, y su búsqueda aún continúa. El “cumpleaños en ausencia por su desaparición forzada” se celebra todos los años frente a la Casa Mariani-Teruggi, ubicada en la calle 30 número 1134 entre 55 y 56 de la ciudad de La Plata, de donde la nena fue secuestrada por fuerzas policiales el 24 de noviembre de 1976, tras acribillar a su madre Diana Teruggi.

En la casa, declarada sitio de Memoria, funcionaba una imprenta que publicaba el periódico “Evita Montonera”, donde se llamaba a la Resistencia contra la dictadura y se denunciaban las desapariciones de personas y la existencia de centros clandestinos de detención.

El inmueble exhibe en su frente varios cientos de agujeros y marcas de balas que impactaron durante el ataque de las fuerzas represivas y también un enorme boquete provocado por un proyectil de artillería que atravesó una pared externa y otra más del interior.

A sus puertas se congregan cientos de jóvenes, junto a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y sobrevivientes de la última dictadura. Este domingo, la cita es a las 15 en la propiedad donde la beba fue robada, bajo la consigna “Es tiempo de encontrarnos. Es tiempo de encontrarte Clara”. Actuará el cuarteto de cuerdas de la Universidad Nacional de La Plata y el trío “A la guarda”.

Clara nació el 12 de agosto de 1976 y fue apropiada desaparecida el 24 de noviembre de 1976. Aquel día, la casa de Diana Teruggi y su esposo Daniel Mariani fue atacada por las fuerzas represivas militares y policiales que comandaban los genocidas Ramón Camps y Miguel Etchecolatz. Diana fue acribillada por la espalda y cayó cubriendo con su cuerpo a su pequeña hija Clara Anahí, que fue secuestrada por los represores y hasta el momento no pudo ser recuperada, en tanto que Daniel no estaba en la casa al momento del ataque, pero fue ejecutado en agosto de 1977.

Esta historia de búsqueda amagó con tener un final feliz en la nochebuena de 2015. El 24 de diciembre de aquel año se anunció el reencuentro de abuela y nieta. La noticia fue festejada por todo el arco adherente a la defensa de derechos humanos, pero la alegría duró pocas horas. El análisis de ADN dio negativo y la búsqueda volvió a foja cero.

Artículos Relacionados

Deja un comentario