Básquetbol: Argentina venció a México y se acerca a China 2019

La Selección argentina de básquetbol masculino logró este viernes un triunfo importante de cara a sus aspiraciones para clasificarse al Mundial de China 2019, al vencer a México por 78 a 74, en el encuentro disputado en el gimnasio Olímpico “Juan de la Barrera”, del Distrito Federal.

El partido eliminatorio para el Mundial FIBA tuvo un primer tiempo favorable para Argentina 40 a 32.

Luego de esta ventana (que se completa el lunes ante Puerto Rico en Formosa), Argentina tendrá dos partidos como local en La Rioja (29 de noviembre ante Estados Unidos y el 2 de diciembre contra México) y cerrará su participación en el mes de febrero, visitando a los estadounidenses y a los boricuas.

“Era una cancha difícil y un partido con una localía exigente. Tuvimos momentos buenos y malos, pero supimos resistir el ataque, gracias a un gran primer cuarto”, expresó Facundo Campazzo tras el cotejo.

Precisamente el base fue la figura argentina con 26 puntos, seguido por Lucas Vildoza con 10, Nicolás Brussino y Gabriel Deck, con 9 cada uno.

Gran arranque. Argentina tomó la delantera en el primer cuarto, donde hizo las cosas bien, porque estuvo firme en los tableros, tanto sea para marcar como para defender.

Ese parcial el equipo albiceleste tuvo una diferencia de 15- 2, ante un México perdido y sin encontrar su eje, y se lo terminó apoderando por 26-15.

El conjunto de Hernández, con un Campazzo tremendo y un Laprovittola que logró ser un buen aliado, y así el primer tiempo quedó en poder de Argentina por 40 a 32.

Muy cortado por problemas en el cronómetro de 24 segundos, el partido no logró tener continuidad en el tercer cuarto, donde Argentina fue siempre adelante en el marcador, pero que las interrupciones enfriaron su juego y por eso México logró emparejar las acciones hasta el 54-54.

El último cuarto fue tremendamente difícil para los dirigidos por Sergio Hernández, y durante más de tres minutos no lograron encestar, hasta que un tiro libre de Campazzo rompió el maleficio.

Argentina pareció ser un cúmulo de individualidades, pero no mostró funcionamiento de equipo y se vio superado por un México prolijo en la defensiva y efectivo en el aro rival.

Dos buenas incursiones en terreno rival y algunos yerros de México, le permitieron a los argentinos dar vuelta el resultado por 62-61.

Un triple oportuno de Campazzo le permitió a Argentina alcanzar una diferencia de cuatro y la capacidad del base para enforcarse en el partido logró que las cosas se acomoden a su objetivo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario