Un supertifón dejó al menos 49 muertos en Filipinas

El supertifón Mangkhut sembró el caos el domingo a su paso por Hong Kong donde hizo temblar literalmente los rascacielos de la ciudad, después de haber golpeado el norte de Filipinas causando al menos 49 muertos y obligando a más de 100.000 personas a abandonar sus hogares.

La tormenta tropical, considerada como la más violenta del mundo desde principios de año, arrasó zonas agrícolas en el norte de Luzón, el principal archipiélago, provocando inundaciones y corrimientos de tierra.

El Observatorio Meteorológico de Hong Kong activó la alerta máxima debido a los vientos registrados de hasta 180 km/h en una isla situada cerca de su costa, e incluso ráfagas de 242 km/h en algunas cumbres.

Aunque pasó a unos cientos de kilómetros al sur de la ex colonia británica, el tifón, que avanzaba hacia regiones densamente pobladas del sur de China, sembró el caos en la ciudad, donde arrancó árboles, destrozó ventanas e hizo tambalear los rascacielos.

En el norte de Filipinas, el tifón cortó vías de comunicación y la electricidad en la mayor parte de la zona situada en su trayectoria, donde viven cerca de cinco millones de personas.

Las autoridades tenían dificultades este domingo para evaluar los daños humanos y materiales provocados por el temporal. Pero la policía confirmó la muerte de al menos 30 personas. Un balance anterior hablaba de 25 muertos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario